Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 21:57

EL CAMBIO CLIMÁTICO ES EL PRINCIPAL MOTIVO

Efecto del deshielo: el eje de la Tierra se altera y aguas suben

Los glaciares del mundo se derriten en tiempo récord desde 2000. Este fenómeno afecta la rotación del planeta y ocasiona la creación de nuevas lagunas, entre otros.
Un glaciar, víctima del calentamiento global.     Diario las Américas
Un glaciar, víctima del calentamiento global. Diario las Américas
Efecto del deshielo: el eje de la Tierra se altera y aguas suben

En dos décadas (desde 2000), los glaciares del planeta han ido experimentando un drástico derretimiento que alerta a los científicos y afecta a la Tierra de forma cruda.

Nuevas lagunas al pie de las masas de hielo desprendidas, la rotación terrestre alterada debido al cambio en el eje y la crecida de los mares son algunos de los fenómenos que ya son tema de debate y preocupación entre los investigadores ecologistas.

Un estudio publicado por la revista Nature, mismo que realizó un seguimiento satelital a 220 mil glaciares, da cuenta del deshielo pronunciado, producto del calentamiento global y la contaminación.

De acuerdo con lo previsto por The Guardian, de Gran Bretaña, incluso empleando las medidas urgentes para frenar las emisiones de gases del efecto invernadero, al menos el 10% del hielo de los glaciares desaparecerá hasta 2050. Esto representa 13.200 kilómetros cúbicos de agua.

Si bien el derretimiento de los hielos se ha evidenciado con mayor fuerza en las últimas dos décadas, el fenómeno se viene produciendo paulatinamente desde antes. El portal ABC menciona que esto pudo haber originado un “cambio en el movimiento de los polos” desde la década del 90, “desplazándolos a la deriva 26 grados”.

“Las ubicaciones de los polos norte y sur no son lugares estáticos. El eje alrededor del cual gira la Tierra siempre se está moviendo debido a procesos que los científicos no comprenden completamente. Y la forma en que se distribuye el agua en la superficie es un factor que impulsa la deriva”, recuerda dicho medio.

La Vanguardia, por su parte, trae a colación una  investigación compartida por Geophysical Research Letters, revista que concluye: “la dirección de la deriva polar cambió de sur a este en 1995 y que la velocidad promedio de la deriva de 1995 a 2020 fue 17 veces más rápida que la de 1981 a 1995. En total, desde 1980, la posición de los polos se ha movido unos cuatro metros de distancia”.

La crecida de los mares se presenta, entonces, como otra de las consecuencias del derretimiento. La Nación, de Chile, refiere un estudio hecho por la Universidad de Harvard, misma que señala que si la capa de hielo de la Antártida occidental cediera, la subida del nivel medio del mar resultante sería de 3.2 metros.

Desde Perú, medios reportan la formación de nuevas lagunas a los pies del nevado Vallunarraju, que se sitúa en el Parque Nacional Huascarán, en Huaraz.

Jesús Gómez, experto en glaciares, confirma, según Andina.pe, que la aparición de lagunas responde al desastre climático en el planeta, aunque a ello hay que sumarle que los hielos que posee el país incaico son más “frágiles” considerando que son tropicales.

En México, dan cuenta de la desaparición del glaciar Ayoloco.