Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 21:32

Ecuador intenta descifrar la matanza de 79 reos

Familiares de los reclusos se lamentan ayer frente al Centro de Privación de Libertad Zonal 8. EFE
Familiares de los reclusos se lamentan ayer frente al Centro de Privación de Libertad Zonal 8. EFE
Ecuador intenta descifrar la matanza de 79 reos

Ecuador trata de entender la matanza desatada el martes dentro de cuatro de sus prisiones, mientras las autoridades judiciales siguen las pesquisas para descifrar lo ocurrido sin descartar, según expertos, que los hechos puedan estar solapados con el narcotráfico.

Mientras, decenas de familiares de los 79 muertos se concentraron desde la mañana de ayer ante la prisión de Guayaquil y la morgue de la ciudad para pedir los restos de los reclusos que murieron en la secuencia de enfrentamientos, los peores en la historia penitenciaria del país.

A las puertas del centro penitenciario y la morgue de la ciudad portuaria, donde tuvo lugar la principal masacre, 37 muertos en dos dependencias, estaban aglomeradas más de cien personas desde la mañana para obtener cualquier información acerca de los suyos.

Los sucesos del martes en tres centros penitenciarios han conmocionado al país que, aunque conocía de motines en el pasado, nunca imaginó un baño de sangre de ese alcance.

Los enfrentamientos se sucedieron uno tras otro en dos dependencias de un centro de Guayaquil, el de Turi en Cuenca, y el de Cotopaxi en Latacunga, sin que los carceleros pudieran hacer nada para impedirlo.

"No entendemos a qué niveles puede llegar el comportamiento humano", decía en declaraciones a la prensa el alcalde Latacunga, Byron Cárdenas, quien reflexionaba que, si dentro de las prisiones los presos tienen semejante nivel organizativo y armas, no se imagina lo que habrá fuera de esos muros.