Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 10:21

Ecuador y Chile son los primeros de la región en aprobar la vacuna

México, Costa Rica y Panamá son las otras naciones latinoamericanas que ya han dado luz verde a las dosis.
Chilenos reciben informaciòn de una médica en el centro de Santiago. EFE
Chilenos reciben informaciòn de una médica en el centro de Santiago. EFE
Ecuador y Chile son los primeros de la región en aprobar la vacuna

Chile y Ecuador se han adelantdo a los demás países de la región y han sido los primeros en aprobar la vacuna Pfizer. En Latinoamérica han seguido los mismos pasos Costa Rica, Panamá y México.

El presidente de Chile, el conservador Sebastián Piñera, anunció ayer que el país recibirá las primeras 20.000 dosis de la vacuna Pfizer antes de que acabe el mes de diciembre y que los primeros en ser inmunizados serán "las personas desplegadas en la emergencia de la COVID-19".

Hemos recibido la confirmación del laboratorio Pfizer-BioNTech que durante este mes de diciembre aterrizará en Chile el avión con las primeras 20.000 dosis de vacuna", dijo en cadena nacional el mandatario conservador.

Tras los trabajadores de la salud, recibirán la vacuna los adultos mayores y "grupos de población objetiva, según riesgos", explicó Piñera.

El objetivo, añadió, "es vacunar a las 15 millones de personas que componen la población objetiva" y las siguientes dosis, que serán voluntarias y gratuitas, se recibirán a lo largo de enero.

En Ecuador, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, informó que se aprobó la vacuna de la misma farmaceútica para que empiece a ser administrada desde el 2021, en un plan que busca cubrir al 60% de la población. 

"Hasta ahora la vacuna de Pfizer es la primera que llegará al país, probablemente en enero de 2021 y será distribuida a los hospitales centinelas de Ecuador, que atienden a pacientes con COVID-19", aseguró.

En una rueda de prensa donde estuvo acompañado por la representante de la Sociedad Civil, María Gloria Alarcón, y el del sector académico y de la sociedad científica, Fernando Espinoza, el ministro explicó que la negociación para poner en marcha el plan lleva dos meses desarrollándose y se analizaron aspectos como la importación, distribución, almacenamiento y puntos de vacunación.

El plan de vacunación se ejecutará en tres fases, siendo la fase cero o plan piloto aquella en la que se aplicarán 50.000 dosis a personal de primera línea y adultos mayores de los centros geriátricos y sus trabajadores.

Zevallos subrayó que todas las personas mayores de 18 años en las fases dos y tres recibirán las vacunas, excepto los ciudadanos que presenten trastorno de coagulación, reacciones alérgicas severas a medicinas o vacunas.