Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 23:29

El desempleo cayó en Sudáfrica en el confinamiento, pero 42% no tenía trabajo

En concreto, entre el comienzo de abril y el final de junio de 2020, en Sudáfrica se destruyeron 2,2 millones de trabajos.
Comunidades en Sudáfrica. EFE
Comunidades en Sudáfrica. EFE
El desempleo cayó en Sudáfrica en el confinamiento, pero 42% no tenía trabajo
La tasa oficial de desempleo en Sudáfrica bajó al 23,3 % en el segundo trimestre de 2020, cuando el país estuvo bajo el confinamiento, espoleada por los millones de sudafricanos que dejaron de buscar trabajo en ese periodo, pero la la población sin empleo se calcula en torno al 42%. 
En concreto, entre el comienzo de abril y el final de junio de 2020, en Sudáfrica se destruyeron 2,2 millones de empleos, según dio a conocer este martes Stats SA, el Instituto oficial de Estadísticas sudafricano. 
Pese a esa masiva destrucción de empleo, la tasa de desempleo también cayó, desde el 30,1% registrado en el primer trimestre del año, a un 23,3% en el segundo. 
Esto es debido al altísimo número de sudafricanos que, desalentados por la paralización de la actividad, dejaron de buscar empleo temporalmente durante ese periodo -y, debido a ello, no tomados en cuenta dentro de la tasa de desempleo oficial- o bien que directamente dejaron de formar parte de la población económicamente activa y, por tanto, del mercado de trabajo. 
La tasa de paro extendida, que incluye a los trabajadores que no estuvieron buscando empleo activamente en ese periodo por la falta de perspectivas, se situó en el 42%. 
"Este fenómeno de mayor incremento de la inactividad que del desempleo no es único de Sudáfrica. Se ha observado en la mayor parte de países alrededor del globo", señaló Stats SA en un comunicado. 
De acuerdo a datos oficiales desvelados unas semanas atrás, durante el trimestre en el que Sudáfrica aplicó el confinamiento "duro" para frenar la pandemia de COVID-19, el producto interior bruto (PIB) de la economía más desarrollada de África se desplomó un 51%. 
Las medidas contra el coronavirus tuvieron prácticamente paralizado el país desde finales de marzo hasta el comienzo de junio (con solo pequeñas flexibilizaciones en mayo), cuando se empezó lentamente a reanudar la actividad. 
A la vista de esta debacle, el Gobierno de Cyril Ramaphosa ha anunciado que en breve se presentará un plan de recuperación económica para tratar de reimpulsar la actividad. 
Sudáfrica, sin embargo, ya venía en recesión desde 2019 y con el alto desempleo devenido en problema crónico, con tasas de paro cercanas al 30% desde hace años. 
El Gobierno sudafricano proyecta que para este año la economía se contraiga al menos un 7,2% y, de cumplirse esa predicción, supondrá la mayor crisis para el país en 90 años.