Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:42

Crece el temor a una pandemia de los no vacunados en América

Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades observaron que los brotes en EEUU se han originado en zonas en las que hay bajas tasas de vacunación menores del 40%.
Personal de salud aplica vacunas contra la COVID-19 en México. EFE
Personal de salud aplica vacunas contra la COVID-19 en México. EFE
Crece el temor a una pandemia de los no vacunados en América

El desinterés por la vacuna anticovid y la ausencia de nuevas y segundas dosis en algunas regiones son los dos extremos que dificultan el avance del proceso de inmunización en toda América.

En las últimas semanas, Estados Unidos y sus autoridades sanitarias han atravesado por dificultades para convencer a la población para acudir a los puntos de vacunación y, más al sur del continente, la ralentización de los procesos de inmunización por la lenta llegada de los fármacos es la dura batalla diaria para frenar el avance del coronavirus.

PANDEMIA DE LOS NO VACUNADOS

El estancamiento del ritmo de la vacunación en Estados Unidos hace que la COVID-19 se propague ahora con más fuerza entre quienes no quieren inmunizarse, ante lo cual la directora de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, dijo que lo que está ocurriendo es “una pandemia de personas no vacunadas”.

Walensky indicó que el 99% de las muertes por coronavirus en este país en las últimas semanas han sido de personas no inoculadas, según las cifras de los CDC.

La semana pasada se registraron 26.300 nuevos casos de coronavirus en EEUU, un 70% más que en la anterior, mientras que las muertes diarias en ese periodo aumentaron un 26% hasta las 211 y las hospitalizaciones crecieron un 30%, detalló.

Más de la mitad de los nuevos casos de coronavirus se deben a la variante delta, que es altamente contagiosa, según Walensky, quien explicó que los CDC observaron que los brotes en EEUU se han originado en zonas en las que hay bajas tasas de vacunación menores del 40%, como en los estados de Misuri, Arkansas y Luisiana, entre otros.

DESINFORMACIÓN

Efectos secundarios, enfermedades adversas, chips 5G e incluso transformaciones genéticas forman parte de la severa desinformación que circula tanto en redes sociales como en diversos grupos antivacunas que han acrecentado su aparición pública en los últimos meses a nivel mundial.

Por otro lado, EEUU responsabilizó a Rusia y a China de estar detrás de una supuesta estrategia de desinformación que puede estar estancando en varios países los procesos de vacunación.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, formuló esa acusación y dijo que se basaba en datos del Departamento de Estado que sugieren que China y Rusia difunden informaciones falsas sobre los efectos secundarios y la eficacia de las vacunas creadas en Occidente.

“Hemos descubierto que Rusia y China han promovido sus propias vacunas a través de mensajes que socavan el origen de las vacunas occidentales para ayudar a desarrollar sus programas”, afirmó Psaki.

El presidente estadounidense, Joe Biden, denunció que esas noticias falsas en redes sociales están costando vidas porque mucha gente cree en sus contenidos.

“Están matando gente. Mire, la única pandemia que tenemos es entre los no vacunados”, recalcó Biden.

LATINOAMÉRICA

Perú y Venezuela solicitaron, en distintos escenarios internacionales, el respaldo de la comunidad internacional para que las vacunas lleguen a la mayor cantidad de personas para frenar la pandemia.

El llamado de Venezuela fue hecho por el ministro de Salud, Carlos Alvarado, quien pidió en una reunión del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas que las vacunas se declaren como un “bien público global”.

“En medio de gran incertidumbre y escenarios cambiantes, resulta vital que se genere conciencia sobre los desequilibrios e inequidades que esta emergencia ha creado sobre las relaciones sociales y entre países del norte y el sur, para así evitar resultados aún más devastadores”, aseguró.

INCENTIVOS

Sorteos de un millón de dólares y de becas universitarias, cervezas, donuts, marihuana de regalo, carreras de Uber gratis para acudir a las farmacias, Las autoridades de Estados Unidos ya no se saben qué más hacer para conseguir que el ritmo de vacunación no se atasque con el grupo de población que, por dejadez o por recelo, no ha acudido aún a recibir su pinchazo mientras las cifras de COVID-19 rebrotan. El número de nuevos casos escaló un 70% la semana pasada con respecto a la anterior, elevando la media diaria de 15.500 a 26.300 positivos. Mientras, menos de la mitad de los ciudadanos (aunque el 59% de los adultos) tiene la inoculación completa.