Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:54

El Congreso de El Salvador homenajea a las víctimas del terremoto en Haití

El homenaje fue una iniciativa del diputado opositor Jaime Guevara, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y se realizó en la marcha de la sesión plenaria correspondiente a este semana.

Vista de los daños en edificaciones por el terremoto en Haití. EFE
Vista de los daños en edificaciones por el terremoto en Haití. EFE
El Congreso de El Salvador homenajea a las víctimas del terremoto en Haití

La Asamblea Legislativa de El Salvador guardó este martes un minuto de silencio en homenaje a las víctimas del fuerte terremoto de magnitud 7,2 que sacudió el pasado sábado a Haití.

El homenaje fue una iniciativa del diputado opositor Jaime Guevara, del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), y se realizó en la marcha de la sesión plenaria correspondiente a este semana.

El Gobierno de El Salvador se solidarizó el sábado con el pueblo y Gobierno de Haití y señaló que hace votos por la pronta recuperación de los damnificados, las víctimas que resultaron heridas y las comunidades afectadas, según un comunicado difundido por la Cancillería.

El terremoto, que deja al menos 1.941 muertos y 9.900 heridos, ha afectado directamente a 136.800 familias, que se han quedado sin hogar después de que el movimiento telúrico destruyera 60.759 viviendas y causara daños estructurales en otras 76.121, así como en 25 centros médicos que han registrado daños.

Las autoridades calculan que unas 684.400 personas necesitan de ayuda humanitaria urgente, lo que supone cerca del 40 % de la población de los tres departamentos más afectados por el terremoto, situados en la península suroeste del país.

La zona más afectada es el departamento del Sur, cuya capital es Les Cayes, una región que concentra 1.597 muertos, 6.805 heridos y 58.715 viviendas destruidas o dañadas.

El sismo, registrado el sábado pasado cerca de la localidad de Petit Trou de Nippes, ya es el segundo más mortífero de los últimos 25 años en Latinoamérica, una lista que encabeza el devastador sismo ocurrido en 2010 en el país caribeño, en el que murieron cerca de 300.000 personas.