Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 19:13

OPOSICIÓN PIDIÓ DESTITUCIÓN DEL PRESIDENTE PERUANO

Castillo afianza Gobierno, pero aún afronta amenaza

Analistas consideran que en este momento es poco probable su salida, porque requerirá del voto favorable de 87 de los 130 integrantes del Legislativo.
El presidente de Perú, Pedro Castillo.            APG
El presidente de Perú, Pedro Castillo. APG
Castillo afianza Gobierno, pero aún afronta amenaza

El presidente de Perú, Pedro Castillo, logró afianzar ayer a su gabinete de ministros tras recibir el voto de confianza del Congreso, pero todavía debe enfrentar un pedido de destitución presentado por un sector de la oposición política, que lo califica con "incapacidad moral" para seguir en el cargo.

Castillo agradeció la decisión del pleno que, tras una sesión que se extendió durante más de nueve horas, aprobó al gabinete de ministros que preside el jurista Aníbal Torres con 64 votos a favor, 58 en contra y 2 abstenciones.

"Agradezco a los congresistas firmes y consecuentes con el país que le dieron el voto de confianza al gabinete", sostuvo el mandatario izquierdista durante una visita a la provincia de Cañete, en el sur de la región de Lima.

En respuesta a las críticas que recibe desde la oposición, que se manifestaron con dureza durante la investidura del gabinete, Castillo aseguró que los legisladores que votaron a favor "son gente responsable, como responsable es también la actitud del Gobierno".

Poco antes, había pedido en Twitter que en su país haya "más acción, menos discusión" y que los políticos demuestren que pueden "gobernar democráticamente" y alcanzar una concertación política para afrontar "los grandes desafíos" que enfrenta Perú.

En Cañete, el gobernante izquierdista también se refirió a la moción de destitución que ha presentado en su contra un grupo de legisladores de derechas y los instó "a recorrer juntos el país" para que conozcan las necesidades de la población.

Tras ser presentada este lunes, la moción de destitución por "incapacidad moral", que fue promovida por el legislador Jorge Montoya, ha quedado a la espera de que el Congreso decida cuándo debatirá su eventual aceptación a debate.

Mientras Montoya, del partido ultraderechista Renovación Popular, señala que el pedido contó con la firma de 50 legisladores, su eventual discusión debe recibir 52 votos a favor.

De producirse eso, Castillo o su abogado defensor deberán presentarse ante el pleno para responder por las acusaciones en su contra, tal como hizo en noviembre de 2020 el entonces presidente Martín Vizcarra, quien finalmente fue destituido.

Una eventual destitución de Castillo, que los analistas consideran que en este momento es poco probable, requerirá del voto favorable de 87 de los 130 integrantes del Legislativo.

Otro pedido La oposición ya intentó impulsar en noviembre pasado una moción de vacancia contra Castillo, pero ese pedido no logró conseguir los 52 votos necesarios.