Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de octubre de 2020
  • Actualizado 02:05

Buenos Aires endurece la cuarentena con cierre de negocios y más controles

Un hombre revisa su celular frente a locales comerciales cerrados, en Buenos Aires, Argentina.  EFE 
Un hombre revisa su celular frente a locales comerciales cerrados, en Buenos Aires, Argentina.  EFE 
Buenos Aires endurece la cuarentena con cierre de negocios y más controles

Buenos Aires y su populosa área metropolitana (AMBA), junto a la norteña provincia de Chaco y otras localidades con alta circulación del coronavirus SARS-CoV-2, comenzaron ayer una etapa más estricta de la cuarentena, marcada por el cierre de los negocios no esenciales y mayores controles de tránsito.

En esta nueva etapa, que en principio se prolongará hasta el 17 de julio, todas las actividades comerciales volverán a cerrar sus puertas a excepción de las 24 consideradas como esenciales, entre las que se incluyen personal sanitario, fuerzas de seguridad, trabajadores públicos, prensa y trabajadores de la industria alimentaria.

Los trabajadores de estas actividades son los únicos que pueden usar el transporte público o transitar con sus vehículos, junto a las personas exceptuadas por asuntos puntuales como el cuidado de mayores.

Para asegurar el cumplimiento de la norma, se intensificaron los controles, principalmente en los puntos de acceso a la capital, a la que cada día, a pesar de la cuarentena, acceden 850.000 personas a trabajar, según datos del Gobierno de la ciudad.

MÁS CONTROLES Y REVISIÓN DE PERMISOS Los controles en la carretera comenzaron a aplicarse este lunes, aunque desde hoy se restringe el paso de los trabajadores no esenciales en las 20 entradas a la capital habilitadas, mientras que otras 20 permanecen "semihabilitadas", 27 están cerradas y 26 puentes peatonales están abiertos.

En los puntos de control se comprueba que todas las personas cuenten con el permiso de circulación, que el Gobierno otorga a los trabajadores de las 24 actividades y a los que lo soliciten por motivos especiales, como los padres y madres separados y "trámites impostergables y urgencias", a los que se le otorga una licencia por 24 horas que solo se puede pedir dos veces por semana.

En alguno de los puntos más transitados, como el Puente de la Noria, hoy los controles provocaron retenciones kilométricas, ante lo que el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, acudió a supervisar la situación y mostró su malestar ante la prensa.

"Los controles son para facilitarle la vida a la gente. En una situación como esta tenemos que facilitarle las cosas a la gente, no enquilombársela (complicársela) más. Tenemos 10 kilómetros de cola haciendo un control arriba de un puente con dos carriles cuando a 100 metros tenemos cinco carriles para controlar. (...) Una ambulancia no puede tardar 20 minutos en pasar", aseguró Berni.

Según las cifras del Gobierno, hasta ahora se tramitaron en el AMBA 2.235.083 permisos de circulación, a los que hay que sumarle otros 131.407 con vigencia de 24 horas, lo que en total supone una reducción del 50% en relación a la semana pasada.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad