Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:40

Brasil supera la marca de las 200.000 muertes por COVID sin ningún vacunado

Según los datos oficiales, Brasil registró este jueves 1.525 muertes por coronavirus, el mayor número desde las 1.590 contabilizadas el 29 de julio
Una familia de venezolanos llora la muerte de su padre por covid-19, durante el entierro en el cementerio de Caju en la zona norte de Río de Janeiro (Brasil). EFE
Una familia de venezolanos llora la muerte de su padre por covid-19, durante el entierro en el cementerio de Caju en la zona norte de Río de Janeiro (Brasil). EFE
Brasil supera la marca de las 200.000 muertes por COVID sin ningún vacunado

Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo, superó este jueves la marca de las 200.000 muertes por la enfermedad sin ningún vacunado ni una fecha definida para el inicio de su campaña de inmunización.

De acuerdo con los datos divulgados este jueves por el Ministerio de Salud, con los elevados números de muertes y de contagios de los últimos días, que evidencian la llegada de una segunda ola de la pandemia sin que el país hubiese superado la primera, Brasil acumula 200.498 fallecimientos por covid y 7.961.673 contagios.

Al actual ritmo el gigante sudamericano debe superar este viernes la marca de los ocho millones de contagios.

Según los datos oficiales, Brasil registró este jueves 1.525 muertes por coronavirus, el mayor número desde las 1.590 contabilizadas el 29 de julio y la segunda mayor cifra diaria desde el comienzo de la pandemia. También contabilizó este jueves un récord de 87.843 nuevos casos, la cifra más elevada para un día desde el inicio de la pandemia.

Las cifras confirman a Brasil, con sus 210 millones de habitantes, como uno de los epicentros globales de la pandemia, como el segundo país con más muertes por covid en el mundo después de Estados Unidos y como el tercero con más casos después de la nación norteamericana e India.

Pese a la gravedad de la situación, Brasil aún no tiene fecha para el inicio de la campaña de inmunización, algo ya iniciado por unos 50 países, entre los cuales algunos latinoamericanos como Argentina, México, Chile y Costa Rica.

Aunque tiene un plan de vacunación definido y negociaciones con varios laboratorios para adquirir 354 millones de dosis de vacunas, Brasil no ha vacunado hasta ahora al primero de sus ciudadanos debido a que ninguna farmacéutica había registrado su producto ante las autoridades sanitarias o solicitado autorización para su uso.

LA CHINA SINOVAC ES LA PRIMERA EN REGISTRAR SU VACUNA EN BRASIL

Pero esa situación cambió este jueves porque la farmacéutica china Sinovac, que tiene un acuerdo con el Instituto Butantan de Sao Paulo para producir en el país la vacuna Coronavac, presentó ante la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) la documentación necesaria para que su antídoto pueda ser usado en Brasil por razones de emergencia.

La petición fue hecha luego de que la gobernación de Sao Paulo, propietaria del Instituto Butantan, anunciara que los estudios realizados con 13.000 voluntarios en el país mostraron que esta vacuna tiene una eficacia del 78 %.

Durante el anuncio, el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria, reafirmó su intención de iniciar el proceso de inmunización el 25 de enero, una vez la vacuna sea autorizada por la Anvisa, que tiene un plazo de diez días para analizar los datos.

Doria es el principal adversario en el campo conservador del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y uno de sus probables rivales en las elecciones presidenciales de 2020.

Bolsonaro, líder de la negacionista ultraderecha brasileña y que ha sido uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la covid, le respondió a Doria con el anuncio de importantes avances en la campaña de vacunación que pretende lanzar en los próximos días, cuando la Anvisa autorice alguno de los antídotos.

El ministro de Salud, Eduardo Pazuello, anunció este jueves que Brasil tiene 354 dosis de vacunas contra la covid-19 confirmadas para 2021 y señaló que la campaña de inmunización puede comenzar este 20 de enero, antes que en Sao Paulo.

BRASIL ADQUIRIÓ 354 MILLONES DE DOSIS DE VACUNAS

Además de las 212,4 millones de dosis de la vacuna de Oxford ya adquiridas y de las 42,5 millones de dosis del inmunizante producido por el consorcio Covax Facility de la OMS, el Ministerio de Salud decidió comprarle al Insituto Butantan 100 millones de dosis de la vacuna china.

El jefe de la cartera de Salud también explicó que, de las dosis negociadas de la vacuna de Oxford, dos millones llegarán importadas desde la India en los próximos días para que el país pueda iniciar su campaña de vacunación una vez el antídoto sea aprobado.

Otras 100,4 millones de dosis de la vacuna de Oxford serán producidas en el primer semestre por la Fundación Owaldo Cruz (Fiocruz), el mayor centro de investigación médica de Latinoamérica y vinculado al Ministerio de Salud de Brasil, que también producirá otros 100 millones de dosis en el segundo semestre.

Pazuello confirmó además la compra de tres millones de dosis de la vacuna Janssen, que fue el máximo ofrecido por la farmacéutica Jhonson & Johnson al Gobierno brasileño y que serán entregados en el segundo semestre, dependiendo de los registros.

No obstante descartó la compra de la vacuna de Moderna por su elevado costo, ya que cada dosis saldría a unos 37 dólares y se necesitarían dos, a lo que se suma que el inmunizante llegaría al país hasta octubre.

Pazuello tampoco se vio muy optimista con la compra de la vacuna de Pfizer por las exigencias impuestas por esta farmacéutica.

Según explicó el ministro, el costo de cada dosis de la vacuna de Oxford es de 3,75 dólares y el de la Coronavac de unos 10 dólares.

"Esto (la pandemia) es una guerra y necesitamos usar todas las armas necesarias como debe ser. Es el momento en el que el país debe estar lo más unido posible, el momento en que la salud no puede tener banderas, no puede tener partido, no puede tener ideología. Estamos hablando de brasileños", señaló Pazuello.