Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 08 de agosto de 2020
  • Actualizado 11:31

Bolsonaro afirma que el Mercosur no puede "aceptar retrocesos ideológicos"

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. EFE
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. EFE
Bolsonaro afirma que el Mercosur no puede "aceptar retrocesos ideológicos"

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, abrió este jueves la cumbre semestral del Mercosur y reafirmó el rumbo liberal adoptado por el bloque, sobre el cual alertó de que "no puede aceptar retrocesos ideológicos".

"Tenemos que seguir avanzando hacia un Mercosur más pequeño y más eficiente", declaró el líder brasileño frente a los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Mario Abdo Benítez y la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky.

Bolsonaro hizo un repaso de las medidas que ha adoptado en Brasil desde que asumió el poder, el pasado 1 de enero, y dio a entender que el camino liberal tomado por su Gobierno deberá marcar también el rumbo del bloque integrado por los cuatro países.

En ese marco, criticó las "tasas excesivas" que existen en el bloque, en referencia al Arancel Externo Común (AEC), que Brasil ha propuesto reducir o incluso eliminar, con la complacencia de los Gobiernos conservadores de Argentina y Paraguay.

No obstante, a esa propuesta podría oponerse el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, quien asumirá el poder el próximo 10 de diciembre.

Sin dejar lugar a dudas, Bolsonaro insistió en la cuestión arancelaria y aseguró que esas "tasas excesivas afectan a quien produce y afectan la competitividad" de los países, que "no pueden aceptar retrocesos ideológicos" que puedan obstaculizar el camino hacia el libre comercio.

Bolsonaro también le hizo un guiño a Uruguay y Paraguay, las menores economías del bloque, al anunciar que Brasil aportará 12 millones de reales (tres millones de dólares) al Fondo Estructural para la Convergencia del Mercosur (Focem).

La cumbre, en la que Paraguay recibirá de Brasil la presidencia temporal del bloque, se celebra en la ciudad de Bento Gonçalvez, en el sureño estado de Río Grande do Sul, y ha sido precedida por reuniones técnicas y de cancilleres.

En esas reuniones, Paraguay precisamente anunció que uno de los objetivos de su presidencia semestral será potenciar el Focem, a fin de se acelere el proceso de reducción de asimetrías entre las economías de Paraguay y Uruguay y las de los más poderosos Brasil y Argentina.