Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de enero de 2021
  • Actualizado 22:13

PEDIRÁN INDEMINIZACIÓN POR DAÑOS

Baltasar Garzón asume defensa de presunto testaferro de Maduro

Álex Saab, empresario colombiano, contrató los servicios del exjuez español para el caso de extradición a Estados Unidos que se lleva en Cabo Verde.
El presidente Nicolás Maduro durante una conferencia de prensa. EFE
El presidente Nicolás Maduro durante una conferencia de prensa. EFE
Baltasar Garzón asume defensa de presunto testaferro de Maduro

El empresario colombiano Álex Saab, acusado de ser testaferro del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha contratado los servicios del exjuez español Baltasar Garzón para su defensa en el caso de extradición a Estados Unidos (EEUU) que afronta en Cabo Verde, confirmó este lunes a EFE el abogado de Saab, José Manuel Pinto Monteiro.

El exjuez, que ejerce como abogado, va a “liderar un proceso contra EEUU y Cabo Verde ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya por la violación de la inmunidad jurisdiccional de Álex Saab en cuanto enviado especial de Venezuela”, explicó Pinto por teléfono a EFE en Praia, la capital caboverdiana.

Garzón también intentará abrir ante la Justicia del archipiélago “un proceso de indemnización contra el Estado de Cabo Verde por daños patrimoniales y de imagen” de Saab, detenido el pasado 12 de junio cuando su avión hizo escala para repostar combustible en el aeropuerto internacional Amilcar Cabral de la isla norteña de Sal. Se planea solicitar entre cinco y 12 millones de dólares.

Garzón dirige el bufete Ilocad, con sede en Madrid, y entre sus clientes se encuentra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, preso en el Reino Unido a la espera de que se decida si debe ser extraditado a Estados Unidos.

En su carrera como juez, Garzón cobró fama internacional por dictar en 1998 un auto de procesamiento contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet por la muerte y tortura de ciudadanos españoles durante su mandato (1973-1990) que lo mantuvo detenido durante casi cinco meses en Reino Unido, aunque al final no fue extraditado a España.

Por otro lado, el presunto testaferro, según la misma fuente, no está contento con las condiciones de su detención en Sal, adonde fue trasladado el pasado 3 de junio desde la cárcel de Ribeirinha, en la septentrional isla de San Vicente, por motivos de seguridad.

Saab fue arrestado en respuesta a una petición de Estados Unidos cursada a través de Interpol por presuntos delitos de blanqueo de dinero. Washington también presentó cargos en su contra en julio pasado y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela. 

La Procuraduría General de la República (PGR) de Cabo Verde recibió el pasado 29 de junio la solicitud de extradición de EEUU, y tiene un plazo de 65 días, a partir del 12 de junio, para responder a esa petición.

Registro

El nombre de Saab apareció cuando la exfiscal venezolana Luisa Ortega lo acusó de ser uno de los testaferros de Maduro, en 2017.