Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 06:56

DOS HIPÓTESIS: FALLA TÉCNICA O ERROR HUMANO

Avión se estrella en Kazajistán y mueren 12 de 98 pasajeros

Los restos del avión que se estrelló ayer en Kazajistán. EFE
Los restos del avión que se estrelló ayer en Kazajistán. EFE
Avión se estrella en Kazajistán y mueren 12 de 98 pasajeros

Un avión Fokker-100 se estrelló ayer en la ciudad kazaja de Almaty, la más poblada del país, y causó la muerte de 12 de sus 98 ocupantes, en uno de los accidentes aéreos más graves de los últimos años en la república centroasiática.

“Cuando despegamos, el avión comenzó a zarandearse muy fuerte y supe que se iba a caer”, dijo Aslán Nazarliév, uno de los sobrevivientes del suceso.

El infortunio ocurrió la mañana de ayer, cuando el aparato, con 93 pasajeros y 5 tripulantes, había salido del aeropuerto de Almaty con destino a la capital kazaja, Nur-Sultán.

Instantes después del despegue, la aeronave comenzó a perder altura, golpeó una valla de hormigón y chocó con una casa que en aquel momento estaba vacía, según informaciones oficiales.

En el accidente murieron 12 personas, entre ellas, dos ciudadanos de Ucrania, uno de Kirguistán y otro de China. El resto de las víctimas son nacionales kazajos, de acuerdo con el viceprimer ministro de este Kazajistán, Román Skliar.

Entre los fallecidos se encuentra, también, el capitán del avión, Marat Muratbáev, un piloto de 58 años, a quien las autoridades describieron como un profesional “muy experimentado”.

En concordancia con los últimos datos, otras 49 personas fueron hospitalizadas, de las cuales 18 se encuentran graves.

Nazarlíev, de 34 años, ocupaba una butaca en la fila 15 en el pasillo del Fokker-100.

“Apenas el avión se estrelló nos fuimos por la salida de emergencia que hay sobre el ala. Estaba oscuro. La gente alumbraba con las linternas de sus teléfonos”, recordó.

Los que se llevaron la peor parte fueron los pasajeros que se hallaban en la parte delantera, hasta la fila 14. El siniestro tuvo lugar cuando las temperaturas en Almaty era de varios grados bajo cero.

A causa de la tragedia, Kazajistán vivirá hoy un día de duelo nacional.

El Ministerio de Industria e Infraestructuras suspendió todos los viajes del modelo del aparato siniestrado hasta que se esclarezcan las causas del accidente.

Las autoridades barajan dos hipótesis: un fallo técnico o un error humano.

De acuerdo con la versión oficial, al tomar altura, la parte trasera del motorizado rozó dos veces con la pista de despegue y aterrizaje. La compañía Bek Air, a la que pertenece el modelo siniestrado, anunció que reembolsará los precios de los pasajes para vuelos previstos hasta el 31 de este mes.