Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 02 de octubre de 2022
  • Actualizado 17:53

Atentado en Kabul deja al menos 60 muertos y Biden promete venganza

Fueron dos ataques suicidas explosivos que fueron reivindicados por la rama afgana del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Foto referencial: Vista de un avión de España evacuando civiles de Afganistán. EFE
Vista de un avión de España evacuando civiles de Afganistán. EFE
Atentado en Kabul deja al menos 60 muertos y Biden promete venganza

Más de 60 personas murieron y 140 resultaron heridas tras el doble atentado ocurrido este jueves en las cercanías del aeropuerto de Kabul, informaron fuentes oficiales. Entretanto el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió venganza contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), que reivindicó el ataque, donde entre las víctimas hay al menos 13 soldados estadounidenses y otros 18 heridos.

La otra parte de los fallecidos formaban parte en su mayoría de la multitud que intentaba subir a uno de los vuelos de evacuación, mientras continúa la alerta por posibles nuevos ataques. Una fuente indicó a EFE que la mayoría de los heridos que están recibiendo atención médica en este momento "se encuentra en estado crítico", por lo que el número de decesos podría aumentar.

El total de víctimas sigue siendo incierto con nuevos pacientes y cuerpos todavía siendo trasladados a los hospitales de Kabul.

La ONG italiana Emergency, que tiene un hospital en Kabul, había informado en Twitter poco después de conocerse el atentado a media tarde que había recibido al menos 60 personas heridas en las explosiones, colapsando la capacidad de sus instalaciones.

"Las personas que llegaron no podían hablar, muchos estaban aterrorizados, sus ojos totalmente perdidos en el vacío, su mirada en blanco. Rara vez hemos visto una situación así", describió en la red social la ONG. La ciudad sigue en alerta después de que nuevas explosiones en la ciudad fueran reportadas.

De acuerdo con el principal portavoz de los talibanes, Zabihulla Mujahid, las explosiones que se escucharon durante la noche "fueron (detonaciones controladas) realizadas por fuerzas estadounidenses para destruir su equipo", reveló.

POSICIÓN DE EEUU

Visiblemente afectado, el presidente Joe Biden prometió en un discurso a la nación desde la Casa Blanca que su país no perdonará ni olvidará estos ataques.

Y endureciendo su tono de voz, clamó contra el EI: "Los perseguiremos y haremos que lo paguen".

Para ello, ordenó a sus comandantes militares que desarrollen planes operativos para golpear objetivos del EI en Afganistán, a sus líderes y sus bases con el fin de responder "con fuerza y precisión".

"Estos terroristas no ganarán -aseguró-. Rescataremos a todos los estadounidenses, sacaremos a nuestros aliados afganos y nuestra misión seguirá. EEUU no va a ser intimidado".

Por ese motivo, las fuerzas estadounidenses continuarán con sus planes y seguirán con su misión en el aeropuerto de la capital afgana para sacar a esas personas fuera del país y culminar el repliegue de tropas hasta el plazo marcado, el próximo 31 de agosto.