Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 00:46

Asciende a 13 el número de muertos en virulentos incendios de Chile

Captura de video. EFE
Captura de video. EFE
Asciende a 13 el número de muertos en virulentos incendios de Chile

El número de personas fallecidas en los virulentos incendios que arrasan el centro y sur de Chile ascendió este viernes a 13, once de los cuales murieron en la castigada localidad de Santa Juana.

"Queremos señalar lamentablemente que hay 13 fallecidos en total: 11 personas en la comuna de Santa Juana (en Biobío) y, además, un piloto de nacionalidad boliviana y un mecánico de nacionalidad chilena que capotaron en un helicóptero que se encontraba trabajando en función de combatir estos incendios", informó el director nacional del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres, Mauricio Tapia.

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, explicó horas antes que el accidente tuvo lugar en la comuna de Galvarino, en la región de La Araucanía, a 700 kilómetros al sur de la capital, y dijo que el brigadista boliviano tenía "muchos años de experiencia en aeronáutico y combate de incendios".

"Hay un enjambre de incendios, más de 50 entre La Araucanía, Biobío y Ñuble, y las cortinas de humo son muy importantes", alertó el ministro.

Las otras once víctimas fallecieron este viernes en la comuna de Santa Juana, en la región del Biobío y a 550 kilómetros al sur de Santiago.

Según el Ministerio Público, cuatro personas perdieron la vida en dos accidentes de tránsito tratando de huir de las llamas mientras que una bombera sufrió un infarto en plenas labores de extinción y el resto fueron encontrados calcinados.

"HAY INDICIOS DE QUEMAS NO AUTORIZADAS"

Las regiones de Biobío, Ñuble y La Araucanía son las más afectadas por unos incendios que ya han destruido más de 45.000 hectáreas y un centenar de viviendas y han provocado el desalojo de decenas de municipios.

Las imágenes recuerdan a la ola de incendios que azotó el sur de Chile en 2017, los más graves hasta ahora y en los que murieron una decena de personas.

Los incendios coinciden con una larga sequía que ya dura más de trece años y con una ola de calor inédita en el sur, con temperaturas que pueden llegar en las próximas horas hasta los 40 grados celsius  en zonas del sur.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, quien suspendió este viernes sus vacaciones en la Patagonia para viajar a las zonas afectadas por los incendios, dijo que hay "indicios" de que algunos de los incendios se produjeron debido a "quemas no autorizadas".

"No hay ninguna autorización para realizar quema de basura ni de desechos ni de nada", aseguró el mandatario desde la ciudad Concepción, capital del Biobío y a donde se trasladó en horas de la tarde.

El mandatario reconoció que la situación es "compleja" y pidió a la ciudadanía "actuar con responsabilidad".

"Es mucho más fácil prevenir un incendio que combatirlo", subrayó.

El Gobierno declaró el Estado de Emergencia Constitucional en Biobío y Ñuble, una medida que permite al Gobierno, entre otras cosas, entregar ayudas a los afectados de forma más expedita y movilizar recursos en estas dos regiones, de intensa actividad agrícola y forestal.