Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 10:39

Arresto de exasesor de hijo de Bolsonaro aumenta presión sobre el presidente

El análisis de los datos reforzó las sospechas de la Fiscalía de que todos los funcionarios contratados por el senador en su despacho como diputado regional tenían que entregarle parte de su salario al legislador.
Arresto de exasesor de hijo de Bolsonaro aumenta presión sobre el presidente

La detención de Fabrício Queiroz, un exasesor considerado clave en una investigación por corrupción contra el senador Flavio Bolsonaro, estrechó este jueves el cerco sobre el hijo del presidente Jair Bolsonaro y aumentó la presión sobre el líder ultraderechista, que enfrenta una grave crisis.

Fabrício Queiroz, quien fue jefe de Gabinete de Flavio Bolsonaro cuando el ahora senador ocupaba un escaño en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, fue detenido por orden del juez que investiga al hijo de Bolsonaro por corrupción.

En el momento de su arresto, Queiroz se encontraba en una casa situada en el municipio de Atibaia, en el interior del estado de Sao Paulo, y la cual está a nombre del abogado Frederick Wassef, quien ha actuado como defensa de la familia Bolsonaro en diversos procesos.

Queiroz, cuyo paradero era desconocido desde hacía más de un año, se convirtió en una pieza clave en una investigación abierta contra el hijo mayor de Bolsonaro por movimientos financieros atípicos identificados por el Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf) en su cuenta bancaria y en la de 74 excolaboradores suyos en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

En concreto, el Coaf, un órgano vinculado al Gobierno brasileño que examina hechos sospechosos de actividad ilícita, detectó que por una cuenta bancaria de Queiroz pasaron, entre 2016 y 2017, 1,2 millones de reales (hoy unos 240.000 dólares), una cantidad que según las autoridades era incompatible con el sueldo de Queiroz.

El análisis de los datos reforzó las sospechas de la Fiscalía de que todos los funcionarios contratados por el senador en su despacho como diputado regional tenían que entregarle parte de su salario al legislador y que lo hacían a través de Queiroz, un hombre próximo a la familia Bolsonaro desde los años 80.

Tras su arresto, Queiroz fue trasladado a una comisaría de Sao Paulo y posteriormente transferido en helicóptero hasta Río de Janeiro, donde permanecerá detenido en una prisión y será interrogado por las autoridades.

El mismo juez ordenó también el arresto de la esposa de Queiroz, que se encuentra en paradero desconocido, y el registro de una residencia en Río de Janeiro que pertenecería a una asesora vinculada al gabinete de Flavio Bolsonaro.

El hijo del presidente tiene también otros frentes abiertos en la Justicia. En un informe que salió a la luz esta semana, la Fiscalía también identificó "fuertes indicios" de blanqueo de capitales por parte del senador en varias operaciones inmobiliarias en las que participó en Río de Janeiro entre 2012 y 2016.