Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 04 de agosto de 2021
  • Actualizado 03:20

Argentina es el primer país en Latinoamérica en reconocer al género no binario

La norma argumenta que "el derecho a la identidad tiene una directa e indisoluble vinculación con el derecho a no sufrir discriminación, a la salud, a la intimidad y a realizar el propio plan de vida".
El presidente Alberto Fernández durante una conferencia de prensa desde el Museo Casa Rosada en Buenos Aires.
El presidente Alberto Fernández durante una conferencia de prensa desde el Museo Casa Rosada en Buenos Aires.
Argentina es el primer país en Latinoamérica en reconocer al género no binario

Argentina es el primer país latinoamericano en reconocer el género no binario después de que ayer su presidente, Alberto Fernández, presentara un nuevo Documento Nacional de Identidad (DNI) en  el que las personas pueden solicitar que se les consigne una “X” en el campo referido al sexo.

"Hay otras identidades además del hombre y la mujer que deben ser respetadas", afirmó Fernández durante una conferencia de prensa desde el Museo Casa Rosada en Buenos Aires.

Durante el evento, Fernández, junto con la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, entregaron los tres primeros documentos no binarios.

Gómez Alcorta aseguró que la implementación del DNI no binario es "una acción enfocada a la construcción de una sociedad más igualitaria pero también más inclusiva".

El cambio, que también incluye al pasaporte argentino, fue establecido en el Decreto presidencial No 4676/21, y se publicó este miércoles en el Boletín Oficial.

"A los fines del presente decreto, la nomenclatura 'X' en el campo 'sexo' comprenderá las siguientes acepciones: no binaria, indeterminada, no especificada, indefinida, no informada, autopercibida, no consignada; u otra acepción con la que pudiera identificarse a la persona que no se sienta comprendida en el binomio masculino/femenino", establece el Artículo 4 del Decreto.

La norma argumenta que "el derecho a la identidad tiene una directa e indisoluble vinculación con el derecho a no sufrir discriminación, a la salud, a la intimidad y a realizar el propio plan de vida".

Esta nueva medida está en línea con las modificaciones de otros países, como Canadá, Australia y Nueva Zelandia.

Con esta decisión Argentina hizo historia en las políticas de inclusión social y reconocimiento a la población LGTBIQ+ en ese país.