Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 00:24

Argentina: Al 80% de actas computadas, el oficialismo pierde el control del legislativo

os resultados preliminares sugieren que el Gobierno ha logrado revertir en parte la derrota electoral que sufrió en las primarias, por ahora, el oficialismo pierde el quórum en el Senado.

 

Argentina: Al 80% de actas computadas, el oficialismo pierde el control del legislativo. EFE
Argentina: Al 80% de actas computadas, el oficialismo pierde el control del legislativo. EFE
Argentina: Al 80% de actas computadas, el oficialismo pierde el control del legislativo

Los primeros resultados oficiales muestran que el Gobierno ha logrado revertir en parte la derrota electoral que sufrió en las primarias de septiembre. Si bien, por ahora, el oficialismo ha perdido el quórum propio en el Senado, una remontada inesperada en la provincia de Buenos Aires le ha permitido mantenerse como la principal fuerza en Diputados, indica inmortal digital El País.

Argentina acudió este domingo a las urnas para definir la conformación de su Congreso. Más de 34.3 millones de personas estaban convocadas a votar para renovar un tercio del Senado y la mitad de la Cámara de Diputados. La proyección oficial al cierre de urnas señala que la participación del electorado alcanzó el 71%, cinco puntos más que en las primarias.
 
La coalición gobernante, encabezada por Alberto Fernández, buscaba revertir la debacle que sufrió en las primarias de septiembre, en las que perdieron en 18 de 24 distritos electorales. 

La gran ausente en la sede de campaña oficialista será la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que ha asegurado que los médicos le han “indicado reposo” tras la operación a la que se sometió hace diez días.

El Gobierno, que atraviesa estos comicios como una especie de valoración sobre los primeros dos años de mandato, ha anticipado que convocará al diálogo con la oposición después del 14 noviembre. 

La coalición gobernante se juega el quórum en la Cámara alta —la capacidad para sesionar sin la oposición— y su posición como primera fuerza en la Cámara baja. De repetirse los resultados, como pronostican los sondeos, el peronismo enfrentaría un escenario inédito en la historia del partido: tener que gobernar sin el control del órgano legislativo.