Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 03:38

Ana Estrada gana histórica demanda para acceder a la eutanasia en Perú

Una vez listo y aprobado el procedimiento, EsSalud tendrá diez días para practicar la eutanasia desde el momento que Ana manifieste formalmente su voluntad de morir dignamente.
 
Ana Estrada, mujer que sufre de polimiositis, enfermedad degenerativa muscular, sonríe el martes 10 de diciembre durante una entrevista con EFE.
Ana Estrada, mujer que sufre de polimiositis, enfermedad degenerativa muscular, sonríe el martes 10 de diciembre durante una entrevista con EFE.
Ana Estrada gana histórica demanda para acceder a la eutanasia en Perú

Desde su cama, donde pasa la mayor parte del tiempo postrada, Ana Estrada ha dado este jueves un gran paso para ser la primera persona en Perú en acceder a la eutanasia, gracias a una histórica sentencia que ordena a la sanidad pública peruana aplicarla sólo en su caso y sin castigo para los médicos.

"Estoy muy emocionada", declaró a Efe Ana, de 44 años y diagnosticada desde los 12 con polimiositis, una enfermedad degenerativa e incurable que debilita sus músculos y la mantiene conectada a un respirador artificial durante casi todo el día.

Estrada se despertó este jueves con la noticia que llevaba cuatro años esperando, desde que en 2016 comenzó su campaña pública para que se reconozca su derecho a elegir el momento para morir con dignidad, sin que su enfermedad la lleve a un escenario insoportable para ella.

"Se trata de una sentencia que va a sentar un precedente no sólo desde la jurisprudencia, sino también será el inicio de cambios legales", aseguró el Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, cuya oficina ha patrocinado la demanda de Estrada.

"El Perú es un poco más libre a partir de hoy. No tengo palabras para describir esta victoria. Estoy infinitamente agradecida a los y las que apoyaron esta causa", manifestó la abogada de Ana Estrada, Josefina Miró Quesada.

NO SERÁ DELITO
En esta sentencia, que sienta un precedente inédito en Perú, el juez José Luis Ramírez, titular del undécimo Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, ordenó que no se aplique para el caso de Ana Estrada el artículo 112 del Código Penal peruano, correspondiente al homicidio piadoso.

Bajo esa figura legal, la eutanasia está penada en Perú con hasta tres años de cárcel para quien, "por piedad, mata a un enfermo incurable que le solicita de manera expresa y consciente para poner fin a sus intolerables dolores".

El fallo establece plazos para que el Ministerio de Salud y el seguro social de salud (EsSalud) aseguren el acceso de Ana a la eutanasia, con la creación de comisiones encargadas de elaborar y aprobar los protocolos, donde habrá reserva sobre los médicos que las componen, quienes tendrán derecho a la objeción de conciencia.

Una vez listo y aprobado el procedimiento, EsSalud tendrá diez días para practicar la eutanasia desde el momento que Ana manifieste formalmente su voluntad de morir dignamente, algo que no necesariamente será de inmediato, pues ella ya ha expresado de manera abierta que quiere seguir viviendo.