Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 18 de septiembre de 2021
  • Actualizado 03:55

Algunos países europeos suspenden temporalmente la vacuna de AstraZeneca por efectos irregulares

Una dosis de la vacuna de AstraZeneca. EFE
Una dosis de la vacuna de AstraZeneca. EFE
Algunos países europeos suspenden temporalmente la vacuna de AstraZeneca por efectos irregulares

Países Bajos, Irlanda e Italia suspendieron temporalmente la aplicación de la vacuna de AstraZeneca por diversos efectos irregulares tras su aplicación. El más escandaloso se debe a la muerte de una persona tras haber recibido la dosis en Italia.

La interrupción en Países Bajos se debe a “un número limitado de informes de trombosis” recogidos por la Agencia Neerlandesa de Medicamentos (ANM) tras recibir documentación de Dinamarca y Noruega, donde también se ha suspendido la aplicación de esta vacuna.

Por su parte, las autoridades sanitarias de Irlanda recomendaron la suspensión temporal a partir de este domingo de la aplicación de la vacuna contra la covid-19 de AstraZeneca en ese país como medida de "precaución", tras detectarse nuevos casos de coágulos sanguíneos en personas que han recibido ese preparado

La recomendación dada por la Comisión nacional de asesoramiento de inmunización (NIAC) en Irlanda se basa en nuevos datos "proporcionados por la Agencia del Medicamento Noruega ayer por la tarde y tras mantener conversaciones con el Organismo regulador de productos sanitarios (HPRA)".

En el caso italiano, se suspendió la aplicación del lote ABV5811, otro distinto al que fue suspendido la semana pasada por la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) también de la misma farmacéutica, tras los informes sobre los problemas de coagulación diagnosticados en varios países europeos y después de que en Sicilia se registraran dos muertes de dos personas que habían recibido la vacuna y que la Justicia italiana investiga.

El presidente de AIFA, Giorgio Palù, ha señalado en declaraciones a la televisión pública italiana que no existe hasta el momento correlación demostrada ni vínculo causal entre la administración de la vacuna y las muertes ocurridas, y que por tanto "no hay riesgo con Astrazeneca".

También el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha asegurado que las vacunas es la única solución para acabar con la pandemia y ha animado a la gente a no tener miedo, porque "las vacunas en Italia y en Europa son efectivas y seguras.