Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 29 de mayo de 2020
  • Actualizado 16:44

Algunos mandatarios y exjefes rechazan sentencia contra expresidente ecuatoriano

Expresidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE
Expresidente de Ecuador, Rafael Correa. EFE
Algunos mandatarios y exjefes rechazan sentencia contra expresidente ecuatoriano

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, rechazó que el expresidente de Ecuador fuera condenado a ocho años de prisión y la retirada de sus derechos políticos. “Mi completa solidaridad con el compañero Rafael Correa quien es víctima de una persecución política sin límites. El pueblo ecuatoriano reconoce lo mucho que has hecho por él y por la patria grande. ¡Hasta la victoria, siempre!”, tuiteó. 

El expresidente ecuatoriano fue procesado por el delito de cohecho, al considerarse que dirigió una estructura de corrupción con la que financió ilegalmente su partido a cambio de contratos con el Estado, publicó EFE. 

De acuerdo al tribunal de la sala penal de la Corte Nacional de Justicia en Quito, ha quedado probada la financiación ilegal del partido izquierdista Alianza País por parte de empresarios a cambio de adjudicaciones de obras públicas, entre 2012 y 2016, y que se reportaba a un “nivel jerárquico superior”, en que figuraban tanto Correa, como el expresidente y estrecho colaborador Jorge Glas, en prisión por otro caso. 

Los sobornos habrían ascendido a 7.5 millones de dólares en efectivo, cantidad a la que se llegó mediante el cruce de facturas y, una parte, en metálico.

También expresaron su solidaridad mandatarios y otros expresidentes. Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, afirmó que la sentencia es una maniobra en medio de la crisis sanitaria por el coronavirus para “sacar del juego democrático a un líder de talla excepcional”, de acuerdo con una publicación de Telesur. 

Asimismo, lo respaldó el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien condenó la decisión judicial y calificó como un “acto de barbarie perpetrado por el presidente, Lenín Moreno, resaltado que solo ha provocado que la simpatía y el respeto hacia el exjefe ecuatoriano haya crecido aún más en América Latina”. 

Cuba también manifestó su rechazo. El ministro de Relaciones Exteriores de la isla, Bruno Rodríguez, a través de su cuenta en Twitter, apoyó al expresidente. “Reafirmamos la confianza en el expresidente de Ecuador. Rechazamos los procesos judiciales políticamente motivados contra los líderes de izquierda que tienen lugar en nuestra América”, tuiteó.

En tanto, Correa, prófugo de la justica por esta y otra causa en la que es acusado del secuestro de un opositor en Colombia en 2012, denunció a EFE, el martes, la supuesta “judicialización de la política” en su país.

“Están desesperados para cumplir con los tiempos e inhabilitarme para las próximas elecciones porque saben que si yo puedo regresar les ganamos las elecciones, y ampliamente”, manifestó Correa.