Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 14 de octubre de 2019
  • Actualizado 17:16

Alan corrió, se encerró en su cuarto y se disparó

Alan corrió, se encerró en su cuarto y se disparó
Al conocer la medida, el ex presidente Alan García subió raudamente a un ambiente en el segundo piso y trancó la puerta. Se disparó con una de las tres pistolas que tenía en su vivienda, reflejó elcomercio.pe.

Desde las escaleras que conducían al segundo piso de su casa en San Antonio, Miraflores, el ex presidente Alan García Pérez escuchó –a las seis y treinta de la mañana– que el fiscal Henry Amenábar Almonte, miembro del Equipo Especial, tenía una orden judicial de allanamiento y detención preliminar en su contra por 10 días.

Seis horas antes, a la medianoche, el fiscal José Domingo Pérez, a cargo de las pesquisas contra el ex mandatario por el Caso Odebrecht, había informado a la Policía que el juez de investigación preparatoria Juan Carlos Sánchez Balbuena autorizó la medida. Tras esa decisión, se prepara un operativo. El fiscal Amenábar no acudió solo al domicilio del ex mandatario. No hubo más que seis policías y el fiscal.

Miembros del personal de servicio de la casa abrieron al fiscal y policías tras el llamado. Hubo breve diálogo, Amenábar se identificó y comunicó de la medida contra el dueño de casa.

Fue entonces cuando García Pérez aparece por las escaleras. Escucha el mandato judicial, la notificación. Fuentes cercanas al caso señalaron a El Comercio que en el momento que iniciaba el acto de notificación –llamado así legalmente– fue cuando el ex presidente subió raudamente al segundo piso. “El ex presidente dijo que iba a hacer una llamada telefónica a su abogado. Ingresó a su habitación y cerró la puerta tras de él”, confirmó el ministro del Interior, Carlos Morán.

Detrás de él, fue un grupo de policías. García Pérez entró a un ambiente y cerró la puerta antes que lo alcancen los agentes: trancó la puerta. Cuando trataron de ingresar, se escuchó el disparo. “Se pensó que podía ser un disparo hacia los policías”. Los policías ingresan por un balcón y lo encontraron sentado, con un disparo en la cabeza.