Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 13:15

Llegada de Colón a América se celebra con intervenciones en estatuas

Grupos antirraciales, movilizaciones ciudadanas y estudiantes protestaron en contra de celebrar una fecha que trajo una sangrienta colonización.
Un grupo de estudiantes quema una réplica de Cristóbal Colón en Barcelona. EFE
Un grupo de estudiantes quema una réplica de Cristóbal Colón en Barcelona. EFE
Llegada de Colón a América se celebra con intervenciones en estatuas

Argentina, Bolivia, Estados Unidos, México y España son alguno de los países que vieron ayer sus estatuas del colonizador Cristóbal Colón, y personajes relacionados a la Conquista, intervenidas con mensajes de independencia y valorización indígena. El 12 de octubre se conmemora el descubrimiento, así como el Día de la Raza.

En Bolivia, por ejemplo, agrupaciones ciudadanas pintaron símbolos indígenas en la estatua de Colón en el prado paceño como símbolo de rechazo a las representaciones culturales que el personaje introdujo a nuestro territorio en el pasado y que fueron, históricamente, pretexto de exclavitud y servilismo.

En México las autoridades capitalinas prefirieron adelantarse al derribamiento del monumento y lo removieron con el pretexto de una "remodelación", aunque, el propio presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su habitual conferencia de prensa de las mañanas que España debía "disculparse" ante los pueblos indígenas por los hechos cometidos en la época de la Colonia.

En Estados Unidos, particularmente en el Capitolio del estado de Minnesota, los monumentos del navegador fueron derribados y la gente realizó un homenaje a los indígenas del continente del sur, mientras la estatua permanecía boca abajo. En el pasado, varias estatuas en diversos estados fueron decapitadas, generando una serie de reacciones.

Un grupo de manifestantes ha quemado en la tarde del domingo ante el monumento a Cristóbal Colón en Barcelona una réplica de la estatua del descubridor de América, una vez concluidos las concentraciones antirracistas y anticolonialistas convocadas por grupos de inmigrantes y de la izquierda catalana.

Con el lema "Somos resistencia anticolonial. Nada que celebrar, todo por derrocar", unas quinientas personas, según la Guardia Urbana, se han concentrado a media tarde ante el monumento a Colón para reclamar la demolición del mismo, al tiempo que otras cien personas, según la policía local, se han agrupado en el parque de la Ciutadella llamadas por colectivos de inmigrantes africanos.

Los concentrados en el parque se han manifestado hasta Colón, donde se han juntado con los otros manifestantes y han cortado el tráfico en el entorno al monumento.

Posteriormente, un grupo de concentrados ha colocado junto al monumento una réplica de la estatua de Colón y le han prendido fuego, sin que hasta el momento se hayan registrado incidentes.