Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 04:00

1 millón de toneladas de “redes fantasma” terminan en océanos

 Una de las imágenes de las redes de pesca. EFE
Una de las imágenes de las redes de pesca. EFE
1 millón de toneladas de “redes fantasma” terminan en océanos

Un millón de toneladas de "redes fantasma" procedentes de la pesca terminan cada año en los océanos, un dato alarmante por el que ayer el Fondo Muncial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) presentó la campaña #NoMásRedesFantasma, según EFE.

Las “redes fantasma” son todos los dispositivos de pesca que terminan, por muchos motivos, en los océanos de todo el mundo, poniendo en peligro a miles de especies, a la economía mundial y a las necesidades alimentarias.

El WWF mostró en una conferencia de prensa virtual su preocupación ante esta problemática sobre la que es complejo ser consciente al tratarse de plásticos que no son visibles y cuya acumulación no es intencionada.

"Son apabullantes las cifras de plásticos en el mar. Gran parte de ellos son redes fantasmas, es algo que no vemos, un depredador silencioso que mata la vida de nuestros mares, que son nuestro futuro", expresó el director ejecutivo de WWF México, Jorge Rickards.

Una de las grandes dificultades para luchar contra este problema es que apenas hay datos de por qué la mayoría de las artes de pesca van a parar a los fondos marinos.

Cerca del 6% de las redes utilizadas por pescadores quedan abandonadas, ascendiendo al 9% en el caso de las trampas y al 29% en las nasas.

Aimée Leslie, encargada de conservación marina en WWF Perú, explicó que el impacto es al 60% de las especies de mamíferos marinos y el 50 % de aves marinas existentes en el mundo.

Asimismo, un 90 % de las especies capturadas por las “redes fantasma” son especies comerciales, por lo que también afecta a los pescadores en un sentido económico, además del valor del arte de pesca extraviado.