Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:54

VIAJA POR DIFERENTES PAÍSES

Potosino rescata animales silvestres con fundación ADI

Animal Defenders International es una ONG que se ocupa de recuperar principalmente felinos de los circos, para llevarlos a santuarios. En esta entidad trabajan dos bolivianos.
Paul Michel durante sus labores con ADI. Archivo personal
Paul Michel durante sus labores con ADI. Archivo personal
Potosino rescata animales silvestres con fundación ADI

Paul Michel Salguero Delgado ha viajado por varios países rescatando animales de diferentes circos, especialmente leones, a los que luego la Fundación Animal Defenders International (ADI) los lleva hasta un santuario que tienen en Sudáfrica.

Paul es potosino, nació en Catavi, provincia Bustillo, en 1978, y se trasladó junto con su familia a Cochabamba en 1985.

Trabaja en ADI desde 2011, fundación en la que realiza diversos tipos de tareas. “Tenemos que ser todólogos”, afirma.

Esta ONG se dedica a rescatar animales silvestres, los que además de ser mantenidos en cautiverio son maltratados, especialmente en los circos que viajan de una ciudad a otra y de un país a otro.

Leones

Si bien la fundación en la que trabaja el potosino rescata todo tipo de animales, su prioridad son los grandes felinos, especialmente leones.

Uno de los primeros recuerdos que tiene Paul es el rescate de 25 leones de ocho circos bolivianos, mediante ADI.

Esta fundación cuidó de estos leones durante al menos siete meses y después los llevó hasta un santuario de Denver, Colorado, Estados Unidos, donde los felinos pudieron “comenzar una nueva vida”, libres de cadenas.

Cuando estos leones fueron rescatados estaban sumamente deshidratados y tenían cicatrices a causa de las lesiones que les infligieron los domadores u otros integrantes de los circos.

Recuerda que los leones fueron rescatados de los circos gracias a una operación denominada Arca de Leones, apoyada en una ley que había sido aprobada en 2009 por el Gobierno boliviano, la cual prohibía que los animales salvajes sean utilizados en espectáculos circenses.

En esa oportunidad, algunos circos entregaron voluntariamente a los leones que tenían cautivos, pero en otros casos se tuvo la necesidad de acudir a la fuerza pública, debido a que no querían liberar a estos felinos.

El trabajo de Paul también se desarrolla en otros países, especialmente de Sudamérica.

Nueve años

Paul Michel Salguero Delgado se unió a la Fundación Animal Defenders International en 2011, con la firme intención de defender los derechos de los animales y hacer algo por ellos desde esta Organización No Gubernamental.

Este activista por la defensa de los derechos de los animales estuvo en Perú, donde ADI inició una operación para rescatar leones cautivos en los circos, con la operación Espíritu de Libertad.

En abril de 2016, ADI rescató a 24 felinos de los circos de Perú. Paralelamente, esta fundación se ocupaba de recuperar a nueve leones en Colombia.

Los felinos recuperados en Perú y Colombia fueron llevados a un santuario de Sudáfrica, que fue adquirido por la Fundación Animal Defenders International, donde hay grandes extensiones de territorio.

Los animales son rescatados de los circos, algunos entregados en forma voluntaria por los propietarios y otros por la fuerza.

Una vez que son recuperados, los leones son colocados en cuarentena, bajo estricto control de veterinarios y personal de ADI.

Es también prioridad que los leones sean bien alimentados, porque se encuentran generalmente desnutridos y deshidratados. “Es una inversión grande que se hace, porque los felinos comen bastante”.

ADI recibe donaciones de diferentes instituciones y personas particulares, con el fin de permitir una buena alimentación y recuperación de los felinos.

Además de leones, ADI ha rescatado pumas, cóndores, monos, parabas y jucumaris, entre otros, los cuales fueron también llevados a santuarios. En Perú, por ejemplo, fueron recuperados 40 monos.

En Bolivia también fueron rescatados algunos monos, en Santa Cruz, y también venados, los cuales fueron entregados al  Jardín Botánico para que puedan estar en contacto con la naturaleza.

MALTRATADOS Paul señala que lamentablemente los felinos que son rescatados de los circos pierden su destreza para cazar y dependen del hombre. Se los aloja en las reservas para que estén a salvo de otros depredadores.

El activista señala que en algunos casos los  dueños de los circos arrancan las garras de los leones, les cortan el dedo desde la falange, debido a lo cual los animales no cazan su alimento y más bien pueden ser presas de otros depredadores.

ADI tiene también la tarea de concienciar a la población para que, en primer lugar, no sacrifique a los animales en cacerías o safaris y, en segundo lugar, no los utilice para espectáculos circenses, donde también sufren.

Paul quiere seguir trabajando con la Fundación ADI, por lo menos para llegar a un par de países más y rescatar a más animales. Uno de sus proyectos, a mediano plazo, es realizar un emprendimiento en un terreno que compró en Perú, donde tiene pensado instalar un hotel ecológico o una reserva para albergar a animales, pero eso para dentro de unos 10 años.

DOS BOLIVIANOS Paul señala que en ADI trabajan dos bolivianos. Además de él está Ramón Darío Ballivián. En este proyecto hay también gente de Colombia, Perú, Guatemala y otros países de la región.

NOSTALGIA La familia de Paul vive en Cochabamba. Su madre se llama Rosa Delgado y su padre Juan Salguero. Tiene cuatro hermanos y a él le da nostalgia hablar de ellos, porque se aleja por mucho tiempo de su hogar y cada rescate “tiene sus riesgos”.

Además de rescatar animales, Paul es músico, cumbiero, toca en varias bandas.

“La música, cuando estoy en Cochabamba, es un trabajo y no solo un pasatiempo, asegura Paul.

Toca instrumentos de percusión, entre ellos congas y bongós.