Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 08 de diciembre de 2019
  • Actualizado 15:15

GUISELA TÓRREZ QUIROGA RADICA EN SAO PAULO

Paceña diseña portadas de libros y trabaja en multinacional en Brasil

Uno de los trabajos realizados por la diseñadora gráfica “O Pulo do Gato”.
Uno de los trabajos realizados por la diseñadora gráfica “O Pulo do Gato”.
Paceña diseña portadas de libros y trabaja en multinacional en Brasil

Guisela Tórrez Quiroga es diseñadora gráfica, vive en Brasil y asegura sentir orgullo de trabajar en una importante empresa de Sao Paulo, donde vive actualmente. Llegó a esa ciudad en febrero de 2016, sin pensarlo, "como una aventura".

Además de ser diseñadora gráfica, tiene un diplomado en Educación Superior. Rememora que llegó a Brasil cuando este país atravesaba por una profunda crisis económica, a una ciudad en la que no conocía a nadie, pero tenía el firme propósito de triunfar en su profesión.

La diseñadora gráfica festejó su cumpleaños el pasado miércoles. Ella nació en La Paz el 11 de septiembre de 1992.

Sobre su viaje a Sao Paulo, comenta que lo decidió de un día para otro. Tras los primeros meses que vivió en esa ciudad, y cuando vio que sus recursos económicos menguaban, Guisela se vio en la necesidad de conseguir un trabajo, como diseñadora gráfica. Ella había ya trabajado en Bolivia y tenía experiencia en su profesión.

Aportar

Uno de los proyectos de la diseñadora gráfica es retornar a Bolivia, pero no con las manos vacías, sino con experiencia para aportar al país.

En mayo de 2016, tres meses después de haberse instalado en Sao Paulo, tuvo una oportunidad para ella en una agencia publicitaria "pequeña" a la que se postuló tras enviar su currículum. Para este puesto habían enviado sus datos al menos otras 500 personas más.

Se sorprendió cuando el dueño de la agencia publicitaria le llamó para decirle que su currículum le había impresionado y le invitaba para una entrevista.

Cuando finalmente la  llamaron, Guisela salió airosa de la entrevista y el propietario de la agencia le pidió que comience al día siguiente. En esta empresa permaneció dos años y seis meses.

Entre los trabajos que más destaca están los diseños de varios libros, incluidas sus portadas. Por ejemplo, recuerda una obra que relata la historia de una niña, quien rememora las muertes que ocurrieron durante el Holocausto, en los campos de concentración nazi.

“Este libro fue llevado hasta una importante biblioteca de Jerusalén (Israel), debido a que el dueño de la agencia publicitaria es judío”.

Asimismo, participó en el diseño de la portada de un libro para radio Bandeirantes, "O Pulo do Gato", un programa antiguo que se emite desde hace más de cuatro décadas.

El trabajo de Guisela fue valorado y cuando la empresa captó mayor número de clientes, se contrató a más diseñadores, estudiantes de últimos semestres.

Ella se convirtió en directora de arte júnior y estaba a cargo de un equipo de tres personas que atendía a varios clientes entre los que se destacaban abogados, entidades financieras y hospitales, entre otros.

Su trabajo, entre otros, era diseñar el periódico de la Universidad Pontífica de Sao Paulo, uno de sus clientes más grandes.

NUEVOS RUMBOS Después de dos años y medio de trabajo ininterrumpido, Guisela decidió probar nuevos aires. Llegó hasta una escuela tradicional japonesa, donde trabajaba como diseñadora gráfica en el departamento de Marketing. 

En este empleo permaneció apenas dos semanas.

Guisela recibió una llamada de parte de una publicista, quien le dijo que le gustaba mucho su trabajo y que le invitaba a trabajar.

Esa fue otra etapa, importante también para ella, donde trabajó durante al menos dos meses, tiempo en el que atendió a un cliente grande, una inmobiliaria brasileña grande, que tenía casas de playa que valían al menos un millón de reales.

En esta empresa, ella se desempeñaba también como directora de arte. Sin embargo, buscaba algo más y volvió a enviar su currículum. Le llamaron de la empresa Jussi, en la que actualmente se desempeña profesionalmente.

Esta empresa de publicidad tiene clientes muy importantes como Honda, entre otras.

Lo interesante de esta agencia, según Guisela, es que pertenece a una empresa internacional, la WPP, de capitales británicos. Esta compañía maneja una red de agencias publicitarias en el mundo y una de ellas es precisamente el Grupo Ogilvy Brasil, que acoge a su vez a Jussi.

En esta empresa, ella está a cargo de una entidad financiera y es, además, directora de arte.

ESTUDIOS En Bolivia, Guisela estudió en la Universidad Católica Boliviana, Diseño Gráfico y Comunicación Visual, motivada, de alguna forma, por su hermana mayor Fabiola, quien se formó también en esta carrera.

Después de haber culminado su carrera en Diseño Gráfico, cursó un diplomado en Educación Superior.

Trabajó en varios lugares, en Bolivia, como en el Colegio de Arquitectos, e hizo un proyecto para el Ministerio de Culturas y Turismo, con el objetivo de potenciar el turismo en la región de Carabuco, donde había mucha migración campo ciudad.

PASATIEMPO En su tiempo libre, a Guisela le gusta viajar, además de que le encanta la lectura, que le ayudó a poder aprender el idioma, para que pueda comunicarse mejor en su trabajo.

Asimismo, siente pasión por dibujar. Ha descubierto en la ilustración uno de sus mejores pasatiempos.

En cuanto a deportes, le gusta ir al gimnasio, correr y hacer caminatas, generalmente cuando viaja.