Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:51

LA QHOCHALA ESTUDIA EN JULIO BOCCA

Laura surge en la danza gracias a una beca en Argentina

2019093008111242500
2019093008111242500
Laura surge en la danza gracias a una beca en Argentina

Su pasión por la danza clásica le llevó a ganar una beca para seguir sus estudios en una de las instituciones más importantes de Argentina, la Fundación Julio Bocca, donde Laura Elizabeth Herbas Fernández está “perfeccionado su técnica de baile”.

Nació en Cochabamba, el 10 de marzo de 2001. Tiene 18 años y estudia danza clásica en Buenos Aires desde el 6 de marzo de 2019. Su Beca América Latina (BAL) estará vigente hasta fin de año.

Esta joven cochabambina empezó sus estudios en la Escuela de Danza Attitude, con su maestro Nelson Silvestri, con quien, aseguró, aprendió lo fundamental y básico.

“El maestro Silvestri me enseñó lo hermoso de la danza. Me apasioné hasta llegar a un punto en el que no podría salirme”.

Laura confiesa que no podría hacer otra cosa que no sea la danza clásica, por eso buscó nuevos rumbos en Argentina, porque con su maestro vieron que eso era “lo más conveniente”.

Para postular a la Fundación Julio Bocca, ella envió un video en el que mostraba sus aptitudes.

Afortunadamente para Laura, aceptaron su postulación y ella se sintió feliz porque podría perfeccionar su técnica.

Sus padres apoyaron desde el primer momento su decisión de estudiar danza clásica y de viajar a Argentina, porque “vieron que tomaba muy en serio sus trabajo”.

Ella pasa clases seis horas al día y en algunas jornadas el trabajo se extiende hasta ocho horas.

Su primer objetivo es convertirse en bailarina profesional en danza clásica, “profesión que está avalada como tal”.

Asegura que está logrando surgir en la danza, gracias a las enseñanzas que le inculcaron sus padres, de ser responsable y esforzarse en las tareas que asume.

Una vez que cumpla el año “escolar” en la Fundación, en diciembre, ella tiene la posibilidad de renovar la beca, o aumentar el porcentaje de la rebaja. Otra opción es viajar a otro país, por ejemplo, España.

Laura Elizabeth Herbas Fernández nació el 10 de marzo de 2001, en Cochabamba. Actualmente tiene 18 años. Empezó sus estudios en danza clásica hace unos tres años y su maestro fue Nelson Silvestri en la Escuela Attitude.

Complementa que en la Fundación Bocca está perfeccionando su técnica “gracias” a que ha tenido clases con grandes maestros argentinos.

Asimismo, aprovecha su estadía en Argentina para asistir a seminarios o talleres de danza a cargo de maestros prestigiosos.

Un sueño de Laura, una vez que termine sus estudios, es integrar un ballet estable, y si bien no tiene uno específico en mente, por el momento, le gustaría llegar a uno de los más reconocidos del mundo.

Como ejemplos nombró a ballets como la Ópera de París (Francia), el Royal Ballet (Reino Unido), el American Ballet Theatre, San Francisco Ballet, Miami City Ballet (Estados Unidos) y el Ballet Estable del Teatro Colón (Argentina).

Esta joven pide que alguna instancia del Gobierno pueda ayudarla, de alguna forma, a continuar con su carrera en el exterior, tal vez con alguna beca, “porque no tengo los recursos suficientes para ir a Europa y crecer más”.

Laura está agradecida con la Escuela de Danza Attitude, porque le abrió sus puertas y le permitió usar sus instalaciones en horarios extras, y guarda un especial aprecio por su maestro Nelson Silvestri, “porque lo dio todo”.

“Más agradecida estoy con mis padres por ser tan fuertes y haberme dado  una buena enseñanza y, sobre todo, apoyarme”.

DISCIPLINADA Nelson Silvestri fue el maestro de danza de Laura durante poco más de dos años en la Escuela de Danza Attitude.

Recuerda que desde que ingresó a esta escuela le llamó la atención la danza clásica, y fue tanto el cariño que le agarró a esta especialidad que no faltaba a ninguna clase y, además, cuando estaba libre, llegaba hasta la academia para pasar clases personalizadas.

Lo destacable de la joven bailarina, según Silvestri, es que ella empezó de cero, sin tener conocimientos básicos de danza.

Por eso les propuso a Laura y a su familia buscar una beca en la Fundación Julio Bocca, hasta donde llegó la joven después de enviar un video de un poco más de un minuto en el que mostraba su técnica y destreza para la danza.

La joven llegó, junto con su familia, hasta Buenos Aires, sede de Julio Bocca, pero arribaron a esa ciudad cuando ya se habían agotado las plazas.

Pese a ese inconveniente, los responsables de calificar a los postulantes aceptaron de manera excepcional que ella sea parte de la institución con una beca por un año.

De Laura, Silvestri recuerda su gran responsabilidad para el trabajo y su puntualidad para asistir a todas las clases, dos virtudes que valoran en la Fundación Julio Bocca.

Silvestri asegura que se siente muy satisfecho por haber preparado bien a su estudiante, “y para mí es un orgullo haber logrado que una persona más haya logrado ingresar a un institución como Julio Bocca”.

El maestro de danza clásica explica que algunos “cazatalentos” visitan las instituciones como Julio Bocca para llevarlos a otras entidades de Argentina o de otros países con el fin de continuar con estudios especializados, en España o Alemania.

En caso de que Laura decida regresar a Bolivia, Silvestri está seguro de que ella tendrá una muy buena acogida y que aportará con la experiencia que suma en Argentina.

LECTURA Leer libros en el poco tiempo que le dejan sus clases es el pasatiempo que más le agrada

Finalmente, Laura aconseja a los jóvenes que tienen sueños, que si están seguros de que les gusta algo, tengan la fuerza de voluntad suficiente para hacerlo, confiando en uno mismo, y que nunca vayan para atrás.