Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de enero de 2022
  • Actualizado 23:44

EL PACEÑO VIVE EN SAO PAULO DESDE 2015

Eduardo dirige periódico y toma fotografías de samba en Brasil

La Puerta del Sol es la publicación mensual que retrata la vida de los bolivianos, su música, folclore y, especialmente, sus logros en los diferentes ámbitos, oficios y profesiones.
Eduardo dirige periódico y toma fotografías de samba en Brasil


Eduardo Schwartzberg Arteaga, de 42 años, paceño de nacimiento, sociólogo y fotógrafo, dirige actualmente un periódico en Sao Paulo, Brasil, que se reparte entre la comunidad boliviana de esa ciudad. Llegó a ese país en 2015 con una beca para realizar una maestría en Estudios Culturales.

Schwartzberg está a cargo de la publicación La Puerta del Sol, que se publica mensualmente y que se distribuye a la comunidad boliviana, de manera gratuita. Se imprimen 10.000 ejemplares.

Cuando se hizo cargo de esta publicación -rememora- las páginas no tenían un formato, diagramación ni diseño de un periódico. Por eso, su primer reto fue ordenar las diferentes secciones en las 12 páginas que se imprimen actualmente.

En esta publicación se pueden encontrar las secciones de Salud, Deportes, Sociedad y Cultura.

En la sección Salud se brindan consejos a los bolivianos y se promocionan las campaña gratuitas que realiza la comunidad.

En Deportes se destacan los campeonatos que organizan los bolivianos, además de las noticias más relevantes en Bolivia. En el último número se dio énfasis a la Copa América y la participación del seleccionado nacional.

La característica de la publicación es que tiene “bastante material fotográfico y textos precisos, breves”.

Si bien La Puerta del Sol tiene al menos 30 años de existencia, durante mucho tiempo no se publicó con regularidad, pero desde 2016 a la fecha se imprime cada mes, bajo la dirección del paceño, quien fue invitado por la Asociación de Residentes Bolivianos.

El periódico, según Schwartzberg tiene la tarea fundamental de publicar las historias de los bolivianos que viven en Sao Paulo, con un enfoque integral, es decir, mostrando sus actividades diarias, su folclore, sus fiestas y, principalmente, sus logros.

“Lastimosamente, la prensa de Brasil solo destaca los acontecimientos dramáticos de los bolivianos como accidentes, atracos o asesinatos o cuando, supuestamente, los liberan de los talleres de costura”.

Otro mérito del periótico es, según Schwartzberg, que se convierte en un documento que conserva la historia de la comunidad boliviana en Sao Paulo, que puede ser estudiado por académicos o cualquier persona en general. El periódico se distribuye en forma gratuita en sectores donde asisten en mayor número los compatriotas. Por ejemplo, en la calle Coimbra, donde hay restaurantes y peluquerías, conocida también como la Calle de los Bolivianos.

La publicación se entrega también en una feria que se organiza cada domingo, en barrio Peña, y en las instituciones auspiciadoras.

El periódico no solo es leído por la comunidad boliviana, sino también por brasileños que siguen las actividades de los compatriotas, porque los ejemplares se dejan también en los restaurantes.

El objetivo de Schwartzberg es, a mediano plazo, divulgar el periódico mediante una página web y las redes sociales, pero no se concreta aún por falta de recursos económicos.

Schwartzberg destaca que en Brasil residen al menos 350.000 bolivianos, la mayor parte en Sao Paulo, que envían remesas a Bolivia para impulsar la economía del país.

Un pedido de los bolivianos en Sao Paulo es que el Gobierno, mediante su Embajada, les preste mayor atención y, si es posible, que encare la construcción de un hospital para atender a los miles de compatriotas.

Otra meta que quiere lograr es trabajar como sociólogo en Brasil y realizar un estudio de doctorado.



FOTÓGRAFO Schwartzberg fue fotoperiodista en el periódico La Razón de La Paz y en Sao Paulo toma imágenes de las escuelas de Samba y de la comunidad boliviana.

Su carrera comenzó en 2009, tomando fotografías de documentos en el Archivo Nacional de Buenos Aires sobre la revolución de independencia de La Paz, por el Bicentenario.

Después de involucrarse en otros proyectos, llegó a La Razón para trabajar en la sección de archivo y después fue contratado como fotógrafo.

Viajó a Brasil para cursar una maestría y empezó a tomar imágenes de las actividades que realizaba la comunidad boliviana en Sao Paulo, hasta que se animó a fotografiar las escuelas de samba. Confiesa que en un inicio fue particularmente difícil, pero cuando consiguió la autorización respectiva, “fue una experiencia maravillosa”.

Tomó imágenes de la Escuela Unidos Do Peruche y colocó las fotos en su Facebook. Este trabajo gustó tanto a otras escuelas, que los responsables de prensa le invitaron a tomar imágenes también de ellos.

En 2017 pudo obtener una credencial para tomar fotografías del Carnaval, desde la pista del Sambódromo, autorización que es difícil de obtener.

Schwartzberg escribió también algunos reportajes para OPINIÓN sobre el Carnaval de Brasil y la vida de los bolivianos en Sao Paulo, que se destacan en sus profesiones y oficios.

Actualmente, realiza una exposición de fotografías en el Centro Cultural Peña, desde el 17 de junio y se prolongará hasta fines de julio. Estas imágenes muestran la característica de la migración boliviana, una realidad que, seguramente, también lo involucra a él como migrante.