Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 20 de enero de 2020
  • Actualizado 22:32

La boliviana que cautiva a Buenos Aires con su juego

Natalia tiene 22 años, ganó tres medallas en Lima y logró que el país sea reconocido como cuna del raquet.
La raquetbolista boliviana Natalia Méndez, en una sesión de fotos/            	       @yvax.herela
La raquetbolista boliviana Natalia Méndez, en una sesión de fotos/ @yvax.herela
La boliviana que cautiva a Buenos Aires con su juego

Natalia Méndez se sonroja y suelta una risa genuina, casi como “de confesión”, cuando alguien concluye, de buenas a primeras, que las cualidades para modelar encima de la pasarela se le han dado como cosa natural. “La verdad, no me clasificaría como tal, pero me saqué fotitos y aparecí en alguna que otra campaña de ropa. No me catalogaría como modelo. Igual, cuando aparece la oportunidad, me gusta hacerlo ¡Hay que probar todo en la vida!”.

Tiene toda la razón. Quizás aquello de derrochar carisma y simpatía ante el lente de las cámaras y esbozar una sonrisa que luego podrá empolvarse en alguna página de una revista de belleza, a ella le llegó por añadidura, como regalo del universo. Está claro que su talento más preciado no pasa exactamente por ahí, sino por la cancha.

Con solo 22 años, logró que Argentina reconozca y reafirme a Bolivia como principal mercado “generador” de los mejores jugadores de raquet en la esfera mundial. Por ello, el Gobierno actual de la nación vecina, a la cabeza del presidente  Mauricio Macri, ha direccionado su apuesta hacia la figura de la atleta nacida en Santa Cruz. La fichó desde hace casi cuatro años y ahora ese territorio lleva una parte de la bandera tricolor en su seno.

En el ámbito del ráquetbol porteño (entiéndase como todo aquello relacionado con la capital de Buenos Aires) no hay quién no haya escuchado hablar de ella. Si el tópico propuesto -incluso en casa- es hacer un repaso por las conquistas de Argentina en los últimos cico años, siempre la actriz coprotagónica es Natalia, que, sin ir más lejos, cosechó tres medallas en los Juegos Panamericanos Lima 2019 a favor de la Albiceleste (una de plata en Equipos Femenino junto a María José Vargas, una de bronce en Singles y otra bronceada en Dobles Femenino).

Pero para comprender la historia es bueno “rebobinar” el cassette hasta 2014, año en que se dio su primer acercamiento con el país del mate, el tango, el dulce de leche y las famosas biromes (lapiceras). En aquel entonces, Natalia asistió a un campamento en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD), situado en la calle Miguel B. Sánchez, al 1.050. Su talento con la raqueta fue advertido de inmediato por el ente federativo local. “Ahí empezamos a hablar sobre el futuro de mi carrera deportiva”.

Luego de las gestiones y de haberlo analizado sesudamente, en 2016 Natalia aceptó la propuesta. Y aunque lleva otros colores, su satisfacción pasa por el hecho de que allí muy bien saben que ella -al igual que María José Vargas- es 100% boliviana.

“La gente dice ‘ellas representan a Argentina, pero son bolivianas’. Eso también es un orgullo para nosotras. La única razón por la que fuimos es porque queríamos segur con nuestro sueños”.

Otra conquista de la cruceña tras haber exportado su talento es gozar ahora de beneficios importantes. “Aparte del apoyo monetario por mes, tus montos extras varían de acuerdo con tu éxito en torneos internacionales. También tenemos seguro médico nacional e internacional, nos pagan los viajes, el hotel y los viáticos;  y contamos con psicólogos y especialistas”.

Integrante del club Ferro y vecina del barrio de Caballito, la atleta visita frecuentemente nuestro país. De hecho, pasará la Navidad con su familia. Antes viajará a Chicago, Estados Unidos, para competir en el Tour Profesional. 

Natalia, recibida de abogada, se pregunta qué hubiera acontecido en el caso de no haber aceptado probar su suerte en Argentina. “Hay un tema que, a veces, saco, ¿no?, ¿qué hubiera sucedido si nos habríamos quedado en Bolivia?, ¿hubiera existido algún tipo de apoyo extra?

La muchacha, que en una entrevista de mayo pasado con el medio albiceleste También es Deporte fue calificada como “referente mundial”, siente notalgia de su tierra. “Siempre extraño la casa, pero viajo bastante seguido, así es que no veo la diferencia”.

 

Datos

En el Tour Profesional

Seis veces llegó a una final de dobles en el Tour Profesional, además de haberse instalado en dos ocasiones en las semis del Grand Slam.

Cocha 2018

Natalia conquistó la medalla de oro en los dobles damas de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018. La presea fue posible gracias al buen entendimiento junto a María José Vargas, otra boliviana que juega en Argentina.

Recuerdo

La boliviana apartó siete discos de oro en citas mundiales dentro de su etapa como juvenil.