Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 11:05

Berlín dice que acogerá a parte de los migrantes rescatados por el "Eleonora"

Berlín dice que acogerá a parte de los migrantes rescatados por el "Eleonora"

El Gobierno alemán aseguró este miércoles que el barco "Eleonore" de la ONG Mission Lifeline, con 101 migrantes rescatados este martes en el Mediterráneo, necesita "urgentemente una solución" y que su país se compromete a asumir a una cuota significativa de las personas a bordo.


El portavoz del Ministerio de Interior Steve Alter indicó en un encuentro ordinario con medios de comunicación que Berlín va a mantener para este caso la misma posición que ha defendido en las últimas semanas con respecto a la crisis humanitaria en el Mediterráneo.


Por un lado, el Gobierno alemán trabajará para que tenga lugar un "reparto solidario" de los migrantes rescatados entre los socios europeos. 


De otro, como el país de bandera del "Eleonore", Berlín ha asumido su "responsabilidad" y pedido a la Comisión Europea (CE) que asuma la "coordinación" de la distribución de las personas rescatadas


Alter añadió que el "Eleonore" ya ha recibido el aprovisionamiento de "agua y alimentos" que ayer, momentáneamente, Malta le había denegado, lo que provocó las críticas contra este gobierno de Mission Lifeline.


La portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Adebahr, aseguró que una "solución urgente" es precisa para este caso concreto, pero que, con "urgencia" también se debe buscar una "solución europea" para la crisis humanitaria en el Mediterráneo.


Mission Lifeline informó este martes de que había socorrido a un centenar migrantes que se encontraban en un bote neumático que se estaba hundiendo frente a las costas de Libia. 


También indicó que la Guardia Costera libia "amenazó" a su tripulación y llegó a acercarse a unos 50 metros, lo que provocó escenas de nerviosismo entre los rescatados, que de ninguna forma querían regresar a Libia.


El rescate se produce después de que en este mes de agosto la ONG española Open Arms estuviera casi veinte días con 160 migrantes a bordo en el Mediterráneo esperando a que algún país le autorizara un puerto seguro, hasta que la Justicia italiana ordenó finalmente el desembarco en la isla de Lampedusa (sur). 


También el barco humanitario Ocean Viking, fletado por Médicos sin Fronteras (MSF) y SOS Méditerranée, esperó durante dos semanas en el mar, hasta que los 356 migrantes que llevaba a bordo pudieron desembarcar el viernes en Malta, y serán distribuidos entre seis países europeos - Alemania, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía - que se han ofrecido a acogerlos.