Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 13 de noviembre de 2019
  • Actualizado 16:52

CAMILO SÁNCHEZ LOBO

Actor y músico cochabambino demuestra su talento en EEUU

Realizó giras musicales en Argentina y actuó en obras de teatro. Actualmente estudia actuación en Nueva York y trabaja en varias bandas de rock. Destaca el apoyo de su familia.
Camilo participa en un show en vivo, junto con Cain, en Baby’s All Right (EEUU).
Camilo participa en un show en vivo, junto con Cain, en Baby’s All Right (EEUU).
Actor y músico cochabambino demuestra su talento en EEUU

Camilo Nicolás Sánchez Lobo es un músico y actor que paseó su arte por teatros y escenarios de varias ciudades de Argentina. Actualmente se abre espacio en el exigente mercado de Estados Unidos, donde reside.

Nació el 10 de septiembre de 1994, en el valle de Cochabamba.

Rememora que antes de egresar del colegio, él estaba muy interesado en seguir la carrera musical y de actuación. "Sin embargo, Cochabamba no es precisamente la meca para ambas disciplinas, pero me gustaría que fuera así".

Por ese motivo empezó a buscar opciones en el extranjero para estudiar y desempeñarse en estas áreas que son de su predilección.

Como primera opción aplicó a Estados Unidos, cuando tenía 18 años, pero por el costo económico que implicaba estudiar en ese país, decidió postergar ese objetivo.

Encontró una alternativa en Argentina para cursar la carrera de Comunicación Audiovisual, que podía servirle para conseguir sus metas.

Estudió durante cuatro años en la Universidad de Palermo, en Buenos Aires.

Lo importante es que, además de estudiar, Camilo incursionó en la música, en el género de heavy metal, realizando conciertos con una banda de Argentina durante al menos cuatro años.

Las presentaciones las hizo con Miseria, una banda para la cual había hecho una audición cuando él tenía 18 años.

A los integrantes de esta banda les gustó su interpretación con la guitarra eléctrica, le invitaron a ser parte del grupo y se subió “al barco” con ellos durante su estadía en la Universidad de Palermo, en Buenos Aires.

Su rutina semanal era estudiar de lunes a viernes y el fin de semana se subía al bus del tour y no paraba de viajar y tocar hasta la madrugada del lunes.

Esta banda se presentaba en Buenos Aires y en provincias como Catamarca, Tucumán, Córdoba, Santa Fe y Rosario, tanto en locales cerrados (bares) como en coliseos y estadios.

Uno de los conciertos más grandes que recuerda fue en la provincia de Santa Fe, en el primer festival del género del metal, con las bandas más importantes de la región, adonde asistían como promedio 5.000 personas.

25 años

Camilo Sánchez Lobo nació el 10 de septiembre de 1994, en Cochabamba. Actualmente tiene 25 años y reside en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. El joven actor invita a la gente a visitar su página de instagram @lobo.camilo

Asimismo, encontró trabajo como actor y logró actuar en un par de obras de teatro, en un principio en "trabajos chicos".

En la Universidad de Palermo también hizo teatro, interpretando a personajes secundarios y principales. Tuvo un par de obras de teatro que duraban entre 20 y 30 minutos.

Participó, además, en unas 15 obras para el público externo de la universidad y para los estudiantes, de las cuales, tres eran de formato largo (una hora y media).

En las obras de teatro interpretó a una variedad de personajes, como gringo, hippie y policía. 

Una de las obras más importantes en las que actuó, “El Pri”, de Cecilia Propato, fue una que recreaba la dictadura de los años 70, mediante la perspectiva de un personaje inocente, ajeno a esta realidad.

Su personaje se llamaba Figura Joven, que en realidad era un perro. “Esta obra era casi un monólogo mío, de 30 minutos, en el que contaba lo que observaba, a través del filtro de un personaje totalmente inocente, un perro que era testigo de las atrocidades de la dictadura, pero no las entendía”.

Asimismo, estuvo en “Fiesta Griega”, de Ana Dimoulas, “una obra también bastante grande”

ESTADOS UNIDOS En 2016, cuando ya se había instalado bien en Argentina, decidió probar suerte en Estados Unidos, “donde existe un excelente nivel educacional para actuación y música.

El hizo, primero, la carrera de ingeniería de sonido y producción musical on line (hasta 2017), en la Berklee College of Music, y después aplicó a varias universidades para continuar con sus estudios. La que le dio la beca más alta fue la New York Film Academy, en Nueva York, para estudiar actuación.

Camilo estudia el conservatorio de actuación desde septiembre de 2018, en Estados Unidos. Después de presentar su tesis en Argentina, viajó a Nueva York.

Este programa de actuación puede durar entre dos y cuatro años. Él se encuentra en la fase de practical training, que es básicamente asistir a rodajes, donde aprende más.

Giras

En Argentina, el joven cochabambino integró la banda Miseria, que toca heavy metal, con la que realizó varias giras por provincias de ese país.

Asimismo, Camilo trabaja con tres bandas de música, como músico profesional, con actuaciones en Manhattan.

Camilo destaca que encuentra agradable su trabajo como músico, porque logra tener ingresos y, además, está haciendo lo que le gusta.

Entre sus proyectos están seguir asistiendo a audiciones para conseguir papeles más grandes. Estuvo, por ejemplo, haciendo un papel para una serie que se estrenará en HBO.

Su más reciente trabajo se trata de una serie para Netflix y la semana próxima tendrá un papel principal en un cortometraje.

Camilo quiere seguir trabajando en música, hasta integrar una banda estable, a tiempo completo, porque sería muy gratifican y le encanta estar en un escenario y tocar.

En el corto plazo quiere componer y hacer su propia música, un proyecto que busca acelerar lo más posible. Para ello está tratando de conseguir los músicos y el estudio para grabar a la brevedad y cumplir su sueño.

El joven cochabambino destaca que el apoyo de su familia fue determinante, porque siempre estuvieron para él cuando los necesitaba. Ahora tiene la fortuna de ser más independiente porque trabaja en lo que le gusta, pese a que no es una “profesión tradicional”, está agradecido especialmente con su mamá Fabiana Lobo.

En su tiempo de esparcimiento se distrae con videojuegos y, normalmente, dependiendo de la situación, se conecta en línea con sus amigos de Cochabamba y juega un par de partidas de dota.

Le gusta también los juegos con una historia a los que ve como una película. Es uno de sus más grandes hobbies.