Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:01

Cantidad de población fue determinante para la disminución

Cantidad de población fue determinante para la disminución
La presidenta del TSE, Wilma Velasco, explicó que para determinar cuánta población le corresponde a cada circunscripción se tomó en cuenta la población total de Cochabamba y se dividió entre las nueve circunscripciones.

Es decir, la población total de este departamento llega a 1.758.143 habitantes y si se divide entre las nueve circunscripciones se tiene una media de 195.349 para cada uninominal.

El municipio de Cercado tiene 630.587 habitantes. Este dato se divide con la población ideal que debe tener cada circunscripción que llega a 195.349 y resulta 3,2 uninominales.

En consecuencia, con esta población al municipio de Cochabamba le corresponde tres uninominales que son las circunscripciones 20, 21 y 22.

La C-20 tiene 209.808 habitantes y una variación que sobrepasa a la población ideal de 7.4 por ciento y una extensión territorial de 58 kilómetros cuadrados (Km2).

La C-21 tiene 204.693 habitantes que está por encima de la población ideal con 4.8 por ciento en una extensión territorial de 41.9 Km2.

La C-22 alcanza a 216.086 habitantes que sobrepasa a la población ideal en 10.6 por ciento en una extensión territorial de 1.268 Km2.

En estos tres casos no se logra sobrepasar el parámetro del 15 por ciento de población.

De acuerdo a la explicación de la titular del TSE, esta aparente disminución de un uninominal de Cochabamba se explica en función al crecimiento de la población. “Esto nos muestra que en las provincias se ha incrementado la población respecto a la capital, que tiene un crecimiento bajo o que en otros casos han migrado al exterior o a otros departamentos”, aseveró.

Recalcó que de ninguna manera esta reducción de un uninominal en Cercado significa que se haya perdido o que se haya trasladado al área rural, sino que se ha acoplado a los plurinominales.

Velasco agregó que el trabajo del nuevo mapa electoral ha sido técnico y legal y se basó en los datos del Censo de 2012.