Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:16

DE NUEVE A ONCE DE LA NOCHE LA DEMANDA DEL SERVICIO ES ALTA Y EL CONGESTIONAMIENTO VEHICULAR ES BAJO. SIN EMBARGO, EXISTEN MÁS RIESGOS PARA LAS TRANSPORTISTAS.

“Hay más ganancia en horario nocturno”

“Hay más ganancia en horario nocturno”



Sandra Díaz maneja desde sus 16 años y se dedica al transporte aunque no tiene coche propio. Trabaja como chofer en una línea de taxi trufis y cada día recibe su paga.

Mensualmente, genera un promedio de 2 mil quinientos bolivianos. Es uno de los trabajos mejor remunerados que ha tenido porque le permite mantener sola a sus tres hijos.

Las horas donde más gana son de 9 a 11 de la noche. Dice que, aunque es un horario riesgoso, vale la pena hacerlo porque lo que se trabaja durante el día está destinado al dueño del vehículo. Hay tramos en los que hay poca iluminación, son descampados y sin ninguna seguridad. A pesar de estas condiciones riesgosas no sufrió ningún asalto ni otro problema. ”Soy jefe de familia y no tengo otra alterativa que sacar adelante a mis hijos. Quiero que sean profesionales y que la vida les sea más fácil”.

Con orgullo dice que las choferes son conocidas por su responsabilidad. Es por eso que su trabajo es demandado. “Otros se ausentan sin previo aviso y ponen en apuros a los propietarios”. Manejar les ha dado alas y les permite tener una fuente de ingreso. Además, se hacen espacio en un campo copado por hombres que aprenden a aceptarlas en su rubro.

Satisfacción

La taxitrufista dice que se siente realizada con el trabajo que desempeña porque no hay un día igual a otro.