Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 28 de enero de 2023
  • Actualizado 13:38

CHRISTIAN OLEA ARGUEDAS.

“Cochabamba es un valle acogedor y de clima incomparable”

“Cochabamba es un valle acogedor y de clima incomparable”

“Cochabamba es un hermoso valle, acogedor y de clima incomparable”, fueron las primeras impresiones de Christian Olea, al llegar a Cochabamba hace 19 años. Hoy es gerente de Planificación y Operaciones de la Cooperativa Boliviana de Cemento, Industrias y Servicios COBOCE Ltda.

El constante crecimiento y pujanza de este valle le permitieron consolidar sus aspiraciones laborales y familiares.

La calidez humana y la riqueza natural son aspectos que destaca en los años que vive en Cochabamba.

Tras dedicar su trabajo a la empresa privada en La Paz, la oportunidad que Coboce le brindó en la llaqta fue determinante para fijar su estancia definitiva.

“Me quedé porque esta gran empresa me dio la oportunidad de aportar en su desarollo” afirma orgulloso de ser parte de una familia cooperativista que alberga a más de un millar de trabajadores.

La oportunidad y posibilidad de aportar en el desarrollo de la región son algunos de los retos que cautivan su entrega al trabajo.

“En lo familiar, tengo el privilegio de vivir en una ciudad que con su tamaño me brindó la posibilidad de crecer, conservando valores, muchas veces perdidos en las grandes capitales”, destaca, como uno de los mayores logros cultivados en Cochabamba.

Tras diecinueve años de estar lejos de la cuna del Illimani, hoy ve a La Paz como la ciudad cosmopolita en constante crecimiento. “La Paz está con más desarrollo urbano, siempre convulsionada, por su naturaleza de sede de Gobierno, cosmopolita y con mayor movimiento cultural y turístico”.

Sin embargo existen cosas que no dejan de llamar a su corazón chukuta. “Extraño a mis padres, mis hermanos, amigos y también los helados Frigo”.

Los buenos amigos, la variada gastronomía y los paseos en motocicleta por el valle, son sin duda para Olea Arguedas el complemento perfecto que le permite superar las ausencias y nostalgias de vivir lejos de su ciudad natal.