Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:29

OPINIÓN tuvo el reto de impulsar la obra

OPINIÓN tuvo el reto de impulsar la obra



GRACIELA MÉNDEZ DE ESCÓBAR



Muy buenas noches a todos los presentes en este tan significativo acto para la familia Méndez Muñoz: La presentación del libro sobre la vida del creador de COBOCE Ltda.

Soy la segunda hija de Jaime Méndez, y la única entre los nueve hermanos que trabaja desde su fundación en una de las unidades de COBOCE, el diario OPINIÓN. Es así que, al inicio del año 2012, recibí en mis oficinas la grata visita de tres miembros del Comité de Educación y Reestructuración Histórica de COBOCE, presidida por el ingeniero José Luis Rendón, y de los señores Eduardo Aguilar y Gonzalo Aramayo, todos trabajadores de la cooperativa COBOCE, quienes nos plantearon el gran reto de que OPINIÓN sea el editor de un libro fotográfico de la historia de COBOCE en los casi 50 años de su fundación, donde obviamente se destaque el liderazgo del principal artífice de esta gran obra, el ingeniero Méndez.

Consciente de la imperiosa necesidad de plasmar esta maravillosa historia en un álbum fotográfico, comprometo con mucha satisfacción, a nombre de OPINIÓN, realizar este trabajo, y comento con ellos que, ya en el año 2005, los Consejos de COBOCE Ltda. definieron editar un libro con la biografía del ingeniero Méndez, contratando para este propósito al reconocido escritor y amigo, Ramón Rocha Monroy, quien, después de varias charlas con el protagonista, entregó un primer trabajo de 40 páginas para su revisión.

El ingeniero Méndez, luego de leerlas, le dio el trabajo a su hijo Jimmy, para que lo revise y dé su parecer. Por diferentes circunstancias, en el año 2006, el ingeniero Méndez presenta su renuncia a la gerencia general de COBOCE y el proyecto se queda en reposo, sin tener la certeza de si vería algún día la luz de su impresión, hasta que llega este día.

La reacción de los miembros del Comité fue inmediata: se debería dar prioridad a la conclusión de este libro, aun antes del fotográfico.

Lo plantean ante los Consejos de Administración y de Vigilancia de COBOCE Ltda., cuyos miembros, junto a la gerencia general, dan su plena aprobación a la ejecución del mismo.

Lo que pensamos que sería un trabajo de tres meses se convierten en dos años, porque Jimmy no solo revisa y complementa, sino que se involucra de lleno en este trabajo. Él utiliza su conocimiento sobre muchos temas relacionados a la vida del personaje biografiado, creando nuevas aristas e investigando, tanto documentos escritos como testimonios orales, para rescatar la historia de vida de nuestro padre... y de su obra. En principio le destina unas pocas horas al día, luego muchas horas, y el libro de 40 páginas se convierte en un libro de más de 500 páginas que, con mucha pasión y excelente manejo del lenguaje, nos relata la vida de este personaje, que, por cierto, personas que lo conocen han manifestado que debería haber sido clonado para multiplicar su obra al servicio del país.

Me siento muy orgullosa de tenerlo como padre, pero también me siento muy orgullosa de tener a un hermano, que, con una vasta cultura y preparación intelectual, ha sabido plasmar en este su primer libro, que estamos seguros que no será el último, la vida de don Jaime Méndez Quiroga.