Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

ITAPAYA, T’AJRA Y QUILLACOLLO SE INUNDARON Y PERDIERON CULTIVOS DE MAÍZ, CEBOLLA, AJO Y OTRAS LEGUMBRES

El Valle Bajo azotado por las lluvias y riadas

El Valle Bajo azotado por las lluvias y riadas



En Itapaya, Capinota, la furia del río devastó cultivos de maíz y ajo. Cerca de veinte familias resultaron afectadas y diez viviendas se derrumbaron, en tanto que otro tanto está a punto de desplomarse. El agua en el lugar supera el metro de altura.

La información difundida por un medio televisivo muestra los testimonios de los afectados en los que piden ayuda de las autoridades, especialmente bombas para sacar el agua de las viviendas. Sin embargo, sus cultivos se han perdido.

En la zona de T’ajra, jurisdicción del municipio de Sipe Sipe se produjo el derrumbe de 20 viviendas, debido a la crecida del río. Los sembradíos de cebolla y los animales de granja también se perdieron.

Los pobladores explicaron que fueron arrastrados por el agua o enterrados por los derrumbes.

Los comunarios huyeron a las zonas más altas, abandonando sus pertenencias. En este sentido el secretario General de la Gobernación, Asterio Romero, dijo que se estudia la evacuación de los pobladores.

En Sacaba murió un niño por la caída de un muro, cuando fue a una fiesta de cumpleaños de un compañero de su curso.

SALVATAJE El río Rocha ayer se mostró caudaloso robando la atención de los ciudadanos que pasaban por el lugar. La riada sorprendió a cuatro caballos que quedaron atrapados en el lecho del río haciéndose necesaria la presencia de SAR-Bolivia para el rescate de los animales.

El salvataje duró dos horas y media porque los propietarios de los caballos que pasean a niños en el parque Lincoln rechazaron aumentar el estrés de los animales jalándolos con una grúa. Cerca a las 10:40 Garañón, Indio,  Pinta y Negra salieron del islote con la ayuda de los voluntarios del SAR que improvisaron una rampa.