Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

LA ALCALDÍA DISPUSO RECURSOS PARA LA EMERGENCIA Y ATENCIÓN A LAS FAMILIAS DAMNIFICADAS POR LAS INUNDACIONES EN VARIOS BARRIOS

Quillacollo suspende festejo de carnaval

Quillacollo suspende festejo de carnaval



El municipio de Quillacollo se declaró como “zona de desastre natural y estado de emergencia” ayer, luego del desborde de los ríos Rocha y Tacata en la zona sur. Las autoridades suspendieron las actividades de carnaval en ese municipio.

La declaratoria se hizo a través de la Ordenanza Municipal 09 de 2012 aprobada por el Concejo Municipal.

El alcalde Charles Becerra explicó que la declaratoria permitirá disponer inicialmente de 55 mil bolivianos para la adquisición de bolillos y alimentación para soldados y efectivos policiales. Desde el Concejo se ha informado que el presupuesto para la emergencia bordea los 700 mil bolivianos y que se pueden disponer según las necesades.

El Alcalde también ha dispuesto la suspensión de las actividades de carnaval, así como la elección de la reina que debía realizarse hoy.

Ayer esta Alcadía suspendió la atención al público para disponer de todos sus recursos humanos para la atención de la emergencia.

DEPARTAMENTO La Gobernación informó que se analiza la posibilidad de declarar al departamento en emergencia ante el desborde de ríos, inundaciones y otros fenómenos.

El gobernador Edmundo Novillo presentó una evaluación ayer y manifestó que se atendió a 10 municipios afectados por inundaciones con volquetas del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam), bombas y entrega de vituallas. Resaltó que el punto más crítico está en el municipio de Quillacollo.

Novillo expresó que en Sipe Sipe, en la zona de Itapaya, existen 30 familias damnificadas por el desborde del río Tajra y que los cultivos fueron dañados. En la zona de Esquilan, al sur de Colcapirhua, también se registraron inundaciones que afectaron viviendas y cultivos. La autoridad informó que ahí se atendió a las familias afectadas con 38 colchones y 60 frazadas.

El Gobernador se refirió al municipio de Cochabamba destacando que el desborde del río Tamborada ocasionó la pérdida de los cultivos de maíz, alfa alfa demás de viviendas.

Desde la Gobernación también se atiende zonas como Villa Pagador, Alto Cochabamba (considerada una zona inestable) y Villa Oruro donde evacuaron cinco familias, mientras que otras están en evaluación.