Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 10:40

Supertanker realiza cuatro vuelos, pero el fuego sigue

Los fuertes vientos no contribuyen a sofocar las llamas. El incendio amenaza ahora al parque Noel Kemppf Mercado.
Supertanker realiza cuatro vuelos, pero el fuego sigue

El avión bombero que está trabajando desde el viernes en la Chiquitanía para sofocar el fuego, realizó cuatro operaciones de descarga de agua la jornada de ayer, sin embargo, las llamas avanzan y se reactivan constantemente

Según cálculos de la Gobernación de Santa Cruz, los incendios devastaron ya un millón de hectáreas. El secretario de Gobierno de esa entidad, Roly Aguilera, pidió al Gobierno aceptar la ayuda internacional ofrecida para apagar el incendio forestal ante la persistencia de las llamas.
El primer vuelo del Supertanker, este sábado, fue sobre la zona de Taperas, pasadas las 09:00. El segundo se realizó en la serranía de San José de Chiquitos y el tercero y cuarto sobre la serranía y el cañadón de Ipiá y Pesoe.
"Con esto estamos sellando las intervenciones en la zona, ahora nos vamos a concentrar más al sur", indicó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana a tiempo de calificar de "exitosas" las operaciones. Agregó que un total de 288 mil litros de agua se regaron sobre las áreas de quema

“Despachamos cuatro vuelos, cada uno con 72.000 litros de agua haciendo un total de 288.000 litros de agua descargados por el Supertanker”, informó desde la base de operaciones del Gabinete de Emergencia Ambiental que tiene su centro de operaciones en Roboré

Se prevé que hoy el avión realice un vuelo en la serranía de Tucabaca

El alcalde de Roboré, Iván Quezada, sin embargo, confirmó a Urgente.bo que el fuego es incontrolable. “La situación en el lugar es incontenible, cuando pensábamos que el fuego sería controlado, una vez más se reactivaron los focos de calor, por el fuerte viento que se registró hoy (ayer) en la zona donde ayer (el viernes) sobrevoló el Supertanker”, dijo

Javier Zavaleta, ministro de Defensa, indicó que aún quedan pendientes los focos registrados en San Rafael, parte de San Matías, Río Negro y terminar con Taperas

Confirmó que se reactivó un foco de calor en Aguas Calientes y que en algún momento las llamas alcanzaron los dos a tres metros de altura, pero agregó que el fuego fue controlado por brigadistas que se encontraban en el lugar.

COORDINACIÓN

Enrique Bruno, secretario del Comité de Emergencia Departamental (COED) de la Gobernación de Santa Cruz, manifestó que las tareas en cielo y tierra deben ser coordinadas. Atribuyó a esta falta de coordinación que se reactivará el fuego en Roboré.
"Cuando uno apaga la llama hay que hacer un rastrillaje de las brasas para limpiar el fuego", aseveró y dijo que las tareas serán coordinadas en los diferentes niveles del Estado.
RIESGO
Unos 200 bomberos se trasladaron ayer a apagar el fuego en las comunidades de Buena Hora, San Bartolo, frontera con Brasil, Campamento Alto y Bajo Paraguá, para evitar que los incendios que no cesan en la zona ingresen al cinturón de protección del parque nacional Noel Kempff, la reserva natural de flora y fauna más grande de Bolivia, ubicada en el municipio de San Ignacio de Velasco.
Los bomberos partieron en tres camiones contratados por la Alcaldía de San Ignacio y apoyados por camiones cisternas cargados de agua, camionetas y equipos de comunicación para reportarse con el Comité de Emergencia Municipal (COEM)

El alcalde Moisés Salces dijo que otros 80 bomberos voluntarios fueron a la laguna Marfil, cuyas aguas internacionales comparte Bolivia y Brasil, pues el fuego está ingresando desde San Rafael de Velasco. Indicó que se prevé que en las próximas horas lleguen hasta el municipio un equipo de bomberos especializados y un helicóptero de Jujuy (Argentina), gracias a las gestiones del gobernador de Tarija, Adrián Oliva.
REFUGIO DE ANIMALES
Ayer se inauguró un albergue transitorio para animales afectados por los incendios y se hará entrega de forraje junto con la Federación de Ganaderos del Beni en Roboré, informó el Ministerio de la Presidencia

Un total de 288.000 litros de agua regó sobre las áreas de quema en cuatro vuelos, en la segunda jornada de operación el avión Boeing 747 Supertanker. Gran parte de los focos de quema fueron aplacados en la Chiquitania, informó ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana

El Gabinete de Emergencia Ambiental estableció utilizar el avión en las áreas donde existe mayor concentración de focos de calor, "que son prácticamente cinco", y aseguró que, si se logra controlar la totalidad de los focos de calor, la operación "en general habría sido un éxito"

"Hoy día hemos visto prácticamente como una especie de lluvia torrencial se ha echado sobre la zona que estaba quemándose. Esta es una segunda operación exitosa", reiteró el Ministro de la Presidencia

Quintana informó que su despacho y el de Defensa instalaron Fuerzas de Tarea Conjunta en San Ignacio de Velasco y Puerto Suárez, respectivamente, para enfrentar los incendios y sequías que afectan a la Chiquitania.
Afectación
Según el COEM el fuego quemó 165.000 hectáreas de bosque.  2.130 familias de 35 comunidades rurales fueron afectadas por  en San Ignacio