Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 22 de septiembre de 2019
  • Actualizado 12:28

EVACÚAN A FAMILIAS POR AMENAZA DEL FUEGO

Gobierno acusa a chilenos y activistas por incendios

La declaratoria de desastre no llega pese a que las quemas están lejos de ser controladas. En el MAS ven fines políticos. 
Gobierno acusa a chilenos y activistas por incendios

El Gobierno boliviano aseguró ayer que existen chilenos  involucrados en incendios forestales, que continúan en la Chiquitanía pese a los continuos esfuerzos de diferentes niveles del Estado, voluntarios y la ayuda internacional por controlar el desastre. Presumió también que hay activistas con fines políticos en esta región del departamento de Santa Cruz, donde el fuego avanza hacia las viviendas, de acuerdo con la información de ANF.
“Nosotros tenemos cinco casos de investigación cerrados y hay otro caso que vamos a abrir inmediatamente, hay gente que habría provocado de manera deliberada las quemas, no podemos decir que son colonos o son comunarios, tenemos inclusive gente de nacionalidad chilena involucrada en un caso de San José de Chiquitos”, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero.
Por su parte el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, dijo que se utilizan los incendios con fines políticos, lo que es un crimen. 

DESASTRE Para el vicepresidente Álvaro García Linera, la declaratoria de desastre nacional “no nos salvará” y dejó en claro que se seguirá luchando con recursos propios que suman hasta el momento 11 millones de dólares, monto que subirá a 15 hasta el fin de semana.
“Se ha pedido la ayuda de todos los países del mundo, pero esta es reducida, lenta y temporal”.
Entre tanto, el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, volvió a calificar de político el pedido de declaratoria de desastre nacional.
Un cabildo, ayer en la noche, en Santa Cruz, determinó emitir una declaratoria ciudadana de desastre, llamar a un cabildo y pedir suspender los festejos en ese departamento. Por otro lado, dirigentes campesinos de la Chiquitanía anunciaron una marcha y cerco a la gobernación para anular la pausa ambiental.