Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 10:29

JAVIER MURILLO Y ARMANDO LOAIZA CREEN NECESARIO CONTINUAR TRABAJANDO PARA LLEGAR A LA ASAMBLEA DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA) CON PROPUESTAS CONSENSUADAS

Excancilleres ven con optimismo los avances en la II Conferencia

Excancilleres ven con optimismo los avances en la II Conferencia

Las conclusiones de la II Conferencia de Estados Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos fueron vistas con mucho optimismo por dos excancilleres de Bolivia ya que consideran que se ha logrado grandes avances en busca del consenso para llegar a la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Los excancilleres Javier Murillo y Armando Loaiza coincidieron en que la decisión de conformar comisiones para reunirse con los países que no son parte del Pacto de San José y analizar la posibilidad del cambio de sede son dos puntos muy importantes que requieren un análisis y debate en busca del consenso.

Para Murillo, este fue un avance porque se ha abordado la discusión de estos temas y las medidas pueden conducir a una solución a largo plazo.

Consideró que es un proceso tomando en cuenta que el próximo mes se llevará a cabo la Asamblea de la OEA y será muy difícil tomar una decisión final por lo que se debe seguir trabajando.

“Las comisiones recién comenzarán a trabajar y no creo que la OEA esté preparada para tomar esta decisión. Debe haber un proceso y avanzar los criterios, consultas y conclusiones a las que lleguen las comisiones. Este es un proceso”, indicó.

Dijo también que es consistente el argumento de que todos los países deben estar incluidos en un organismo tan importante como la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), además de la propuesta del cambio de sede.

“Es pertinente la iniciativa y observación que se hace, pero la decisión debe tomarse en la Asamblea porque ahí está el órgano máximo”, agregó.

Por su parte el excanciller Armando Loaiza considera que los resultados que se lleven a la Asamblea permitirán un debate más genuino y plural.

Explicó que se debe buscar que la CIDH sea más universal por lo que es necesario trabajar en ampliar la membresía y dar tiempo para la reflexión con el objetivo de lograr un debate más integral.

Loaiza destacó la tarea de las delegaciones de fortalecer y vigorizar la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la II Conferencia que se llevó a cabo en Cochabamba (Tiquipaya) donde participaron 24 delegaciones, ayer con miras a la Asamblea de la OEA.

OBSERVACIONES Según Loaiza el reto ahora es dejar de lado el debate ideologizante y la selectividad que llevan adelante algunos países, entre ellos Bolivia. También se refirió a los miembros de la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América) y sus apreciaciones subjetivas.

“Parecen nerviosos porque el sistema es eficaz en el control de los derechos humanos aunque no es muy efectivo y está socavado con algunos criterios negativos”, señaló.

Para Loaiza, Bolivia debería sentirse orgullosa por ser sede de este evento internacional y asumir un rol protagónico con propuestas y sugerencias sin entrar en las críticas poco consistentes.

“Considero que deberíamos sentirnos orgullosos porque en nuestro continente hay un gran avance en el cumplimiento de los derechos humanos políticos, económicos y sociales. América Latina es un ejemplo si pensamos lo que pasó en África”, manifestó.

Loaiza aseguró que este proceso no se puede debilitar “con la ideologización porque el sistema debe perfeccionarse, pero sin caer en relativismos”.

“La crítica no debería ser tan global, menos siendo el país sede”, sostuvo al referirse a las declaraciones del presidente de Bolivia, Evo Morales donde arremetió contra la CIDH por sus informes y la “amnesia” que sufre al referirse a Estados Unidos.

“El debate ideológico o las críticas generalizadas no son lo más constructivo”, agregó.