Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 08:44

DURANTE LA II CONFERENCIA DE ESTADOS PARTE DE LA CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS CUESTIONÓ LOS INFORMES DE LA COMISIÓN SOBRE LA MARCHA INDÍGENA Y MASACRE EN AMAYAPAMPA

Bolivia ratifica pedido de refundar la OEA y arremete contra la CIDH

Bolivia ratifica pedido de refundar la OEA y arremete contra la CIDH



El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, reiteró su propuesta de refundar la Organización de Estados Americanos (OEA) en el marco de la II Conferencia de Estados Parte de la Convención Americana de Derechos Humanos que se desarrolló ayer en Tiquipaya.

En la oportunidad arremetió contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por no aplicar los principios universales de protección de los derechos humanos, defender a los empresarios de los medios de comunicación y por juzgar a los gobiernos antiimperialistas.

El Primer Mandatario explicó que la refundación es parte de la reforma sustantiva que se requiere.

“La CIDH debe democratizarse, dejar de parcializarse con los empresarios de los medios de comunicación y valorar la libertad de prensa más que los negocios, pero al mismo tiempo terminar con la censura de los empresarios sobre los trabajadores”, indicó.

Por su parte, el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, reconoció que es necesario rediseñar la misma estructura de la Comisión y de sus instancias para la promoción y defensa de los derechos humanos.

Aseguró que este debate debe ver la luz en un futuro, pero en este momento (II Conferencia) se debe declarar la voluntad de “embarcarse sin prisa pero sin pausa”.

“El Pacto de San José ya demostró su prometedora capacidad para dinamizar y guiar el debate sobre la reforma del sistema y es necesario que todos los países lo ratifiquen”, dijo.



LA SITUACIÓN Entre tanto, el Presidente de Bolivia en su cuestionamiento a la CIDH declaró que para este organismo existen países de primera, que son los que no ratificaron la Convención y los de segunda que sí lo hicieron y ahora son objeto de aplicación de la misma.

“Esto significa que a unos se los mide con una vara y a otros ni se los puede medir porque no forman parte de la CIDH. Eso hace que la Comisión fomente la inequidad y diferencia entre Estados partes”, agregó.

Sobre los informes que emite, dijo que no son neutrales y ratifican su parcialidad institucional, además que terminan encubriendo la violación de los derechos humanos.

Para demostrar sus denuncias sobre el comportamiento de este organismo, se refirió a los informes de la masacre de Amayapampa, Llallagua y Chapisirca donde hubo nueve muertos en la gestión del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y la octava marcha del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) en su gestión.

A su vez pidió pronunciarse por la presencia de las fuerzas expedicionarias en Bolivia.

ANTIIMPERIALISTAS Recordó que las fuerzas populares y movimientos sociales que deciden gobernarse por sí mismos son satanizados como fuerzas autoritarias, populistas y radicales.

Advirtió que la CIDH coloca la lupa sobre los gobiernos progresistas para observar su comportamiento democrático pero no dice nada de los gobiernos conservadores que cada día recortan los derechos sociales.

“Si defiende los derechos de ciudadanos porque no cuestiona que algunos Estados se hayan convertido en refugio seguro, santuario de libertad para separatistas, corruptos, terroristas, genocidas como el caso del expresidente Sánchez de Lozada”, enfatizó.

Insistió en que este organismo debe representar a toda América a través de los diferentes sectores sociales y no así estar al servicio del imperio toda vez que este es un tiempo de liberación.

“Tiene que haber justicia social, dignidad y soberanía de los Estados. No pueden seguir considerándonos los gobiernos de Estados Unidos a Latinoamérica como el patio trasero”, señaló.

Indicó que esta situación sólo podrá cambiar cuando haya unidad y se ratifiquen los principios de dignidad y trabajo por la igualdad de los pueblos. Recordó que Bolivia se liberó políticamente de EEUU y esto le permitió profundizar la democracia y conseguir la estabilidad democrática y política que actualmente tiene.

Sólo se elaboran propuestas

Las propuestas que se trabajaron en la II Conferencia de Estados Parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, dando continuidad a la primera de Guayaquil, no tienen carácter resolutivo ni vinculante.

Así lo informó el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, a tiempo de referirse a que estos planteamientos deben ser llevados a la Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) que será en Guatemala.

Pese a esta condición consideró que es importante lograr consensos porque se empieza a compartir las preocupaciones sobre el funcionamiento de la CIDH.

“Los países miembros debemos hacer una mirada conjunta y estar vigilantes para fortalecer las organizaciones que hemos creado para tratar diversos temas y hacer ajustes si es necesario”, manifestó.

Exhortó a mostrar la capacidad para encontrar propuestas, consensuarlas y presentar el resultado de este trabajo.

Datos.

Escenario

El Hotel Regina de Tiquipaya fue el centro de la reunión de las delegaciones. Los participantes pudieron contemplar el armado del escenario donde se llevó a cabo la Conferencia con plantas de quinua y flores de todos colores dentro de bloques de adobe.

Traducción

Algunos países requirieron la traducción de las diferentes disertaciones en inglés y francés para lo cual se dispusieron audífonos.

Audio

Las palabras del Presidente fueron cortadas por algunos minutos durante su intervención debido a los problemas con el audio. Se refería a la marcha indígena.

Error

El Canciller de Ecuador confundió el nombre de Cochabamba con Choquehuanca por la articulación de las palabras cuando destacaba la participación de la II Conferencia.

Presidente detecta ocho vulneraciones a los DDHH en EEUU

La vulneración de los derechos humanos de Estados Unidos es encubierta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Así lo aseguró el presidente de Bolivia, Evo Morales, al referirse a la “amnesia” que le da a este organismo cuando se trata de elaborar informes sobre los derechos humanos de este país.

Morales se refirió a la violación de derechos humanos que ocurre diariamente en el país del Norte, los crímenes relacionados con armas de fuego en las escuelas, la industria de armas y los casos de torturas y detenciones indebidas en Guantánamo.

Se refirió a la situación de restricción de derechos civiles y políticos con los escuchas telefónicos y la censura de las comunicaciones personales, los sistemáticos abusos policiales contra inmigrantes que derivan en actos de racismo y discriminación, la intervención a países soberanos y los efectos lesivos de la doctrina antiterrorista.

“¿Por qué no se le exige cooperar con políticas globales de derechos humanos y ratificar el pacto internacional? Por lo menos EEUU debiera ratificar la CIDH para no convertirse en un juez global”, sostuvo.