Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:14

PREVIO A LA GRAN LUCHA

PREVIO A LA GRAN LUCHA



ANTECEDENTES

El sistema colonial que regía en territorio nacional era cruel para los indios porque tenían que empadronarse en un censo que los corregidores usaban para extraerles impuestos por bienes. El panorama era similar para los mestizos, quienes se dedicaban a oficios artesanales, y por ello se les exigía pagar un impuesto anual.

Este sistema causaba continuas disputas, que estallaron en revuelta en 1730, con el nombramiento por parte del Virrey Armendáriz de un nuevo Juez Revistador (especie de oficial supervisor), con la misión de averiguar que hacían los Corregidores de la provincia de Cochabamba con el dinero de las recaudaciones.

El funcionario Manuel Venero y Valverde, llegó cuando el corregidor de la ciudad había causado un tumulto por empadronar arbitrariamente a los mestizos y criollos en las listas de impuestos, en las que sólo se debía incluir a indígenas, violando así sus derechos. La ciudadanía mestiza, criolla e india se alzó en armas bajo el comando de Alejo Calatayud e hizo huir al Juez Revistador a Oruro.

Se nombró como nuevas autoridades a los criollos José Mariscal (alcalde) y Francisco Rodríguez (registrador), quienes no tardaron en traicionar a Calatayud. En enero de 1731, un grupo de criollos que hasta entonces había estado de su lado, emboscó al líder de la revuelta en casa de su compadre Rodríguez, llevándolo en secreto a una prisión, donde lo estrangularon.

En 1776, cuando la Audiencia pasó de la tutela del Virreinato del Perú a la del Río de la Plata, la nueva administración incluyó a Cochabamba dentro de la provincia de Santa Cruz. Pero en 1782, el rey Carlos III de España ordenó crear el modelo de administración territorial de Intendencias. Con ello, al año siguiente se expendió una “Cédula Real”, con fecha del 5 de agosto, ordenando trasladar el gobierno de Santa Cruz al valle, creándose la Intendencia de Cochabamba, una de las cuatro que componían la Audiencia de Charcas.

Cliza, Mizque, Sacaba, Tapacari, Arque, Ayopaya, Vallegrande, Santa Cruz, y la gobernación de Moxos estaban bajo la jurisdicción de la nueva Intendencia. Este vasto territorio de valles era conocido como el granero de la colonia. (boliviabella.com)

¿VILLA DE OROPESA?

El Virrey de Toledo autorizó, en principio, al español Gerónimo de Osorio fundar la Villa de Oropesa el año 1571, en inmediaciones del cerro San Sebastián.

A manera de agreceder la aprobación, Osorio llamó a la zona “Villa de Oropesa”, ya que al virrey le decían “Conde de Oropesa”.