Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:28

Manuela Gandarillas

Manuela Gandarillas



UNA MUJER de 60 años, trenzas canosas y voluntad inquebrantable. Así era Manuela Gandarillas, mujer que se había enterado que el ejército realista español, comandado por el brigadier José Manuel de Goyeneche, avanzaba hacia Cochabamba. Pese a su ceguera, comandó el regimiento civil femenino. Madre de dos varones y dos mujeres, y abuela de una niña, Manuela Gandarillas había presenciado, dos años antes, la ejecución de su hermano José Domingo por las fuerzas españolas. La Manuela, como la conocían, vivía en la zona de Caracota, junto al mercado, donde vendía algunos productos. Se había quedado ciega tres años antes a causa de la diabetes.

Manuela, como única hija mujer, criada al lado de hermanos varones, sabía manejar el sable como uno de ellos. Cuenta el relato familiar que el momento de enfrentarse a Goyeneche era la única dama que manejaba un arma, pues el resto alzaron palos y piedras para defender sus hogares.

ValentÍa

Manuela Gandarillas fue una mujer valiente que demostró fuerza en las mujeres, defendió su tierra y su familia.

A diferencia de muchas mujeres de su época, sabía leer y escribir situación que le permitió formar parte de las reuniones de los patriotas.