Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:45

Alejo Calatayud

Alejo Calatayud





EN 1705 nació en Cochabamba Alejo Calatayud. Sus padres fueron don Juan Calatayud y doña Agustina Espíndola. Desde joven se dedicó a la artesanía, haciendo joyas y esculturas de plata. A los 20 años se casó con Teresa Zambrana.

El 1 de diciembre de 1730 inició en su pueblo una rebelión contra el incremento del tributo indígena y su extensión a los mestizos, ordenados por el virrey del Perú José de Armendaris. El levantamiento se extendió por toda la provincia de Cochabamba, cuya capital fue rodeada y tomada por los rebeldes.

Pronto llegaron tropas españolas al mando del corregidor Francisco Rodríguez Carrasco, quien derrotó a los sublevados y recuperó la ciudad.

La salida de los soldados españoles fue seguida con atención por la gente del pueblo. Empezaron a formarse grupos de agitadores que recorrían las calles de la ciudad elevando gritos ensordecedores.

Calatayud fue traicionado por los criollos que, en función de autoridades y simulándose partidarios del pueblo, le tendieron una celada y los apresaron en casa de su compadre Francisco Rodríguez Carrasco.



Mestizo

Calatayud pertenecía al sector de mestizos que tenían acceso a la educación, y era miembro del círculo de plateros y artesanos.

Era dueño de un taller de filigrana y hablaba tanto quechua como castellano.

Fue decapitado el 31 de enero de 1731 y su cabeza se envió a la Real Audiencia de Charcas.