Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de mayo de 2024
  • Actualizado 17:06

La figura materna en las artes plásticas bolivianas

La figura materna en las artes plásticas bolivianas





El grabador y estudioso del arte Óscar Torrico Montaño sostiene que el tema de la maternidad ha sido, desde épocas ancestrales y en diferentes geografías, motivo de inspiración para toda clase de creadores.

Lejos de circunscribirse al ámbito de las artes plásticas, la representación de la madre es un asunto que ha preocupado y ocupado a los artistas plásticos, escritores, cineastas y otros creadores, manifiesta Torrico, actual docente de la Escuela de Artes Plásticas Raúl G. Prada.

En cuanto a las artes plásticas se refiere, considera que la temática de la maternidad está presente en la obra de innumerables pintores, escultores, grabadores, que han compartido y comparten la “pasión por expresar a la madre”.

“La razón es que debe ser el único ser sublime que puede crear otro ser humano”, manifiesta Torrico, a manera de explicar el porqué de la recurrencia de la figura materna en las artes plásticas.

La emoción y la pasión que despierta la madre en cualquier ser humano se traduce, para el caso de los artistas, en el esfuerzo por pintar, esculpir o grabar obras consagradas a capturar la experiencia materna, apelando a distintas perspectivas y facetas.

“Facetas como la forma de la belleza de la mujer o la espiritual, que se asocia con la bondad, lo sublime de la madre, mucho más en un medio como el nuestro, donde la mujer y la madre juegan un papel muy importante”, resalta.

ARTISTAS

A decir de Torrico, en las artes plásticas bolivianas la presencia de la figura materna aparece en la obra de los grandes retratistas del siglo XX, como Avelino Nogales (1870-1930), en cuyas obras son frecuentes las mujeres y madres en sus diferentes facetas.

Cecilio Guzmán de Rojas (1899-1950), otra figura fundamental del arte boliviano del siglo XX, también dedicó parte de su obra a reivindicar la figura femenina, en particular a través de la mujer indígena, recuerda el docente de la escuela Raúl G. Prada.

NÚÑEZ DEL PRADO

No menos importante es la centralidad que la figura femenina tiene en la obra de la escultora Marina Núñez del Prado (1910-1995), advierte Torrico, para luego referirse a una de sus obras más conocidas y valoradas, misma que está justamente dedicada a la maternidad: “Madre india”.

De hecho, esta escultura (que aparece ilustrando una de las páginas de esta revista) hace parte de lo que se conocen como los trabajos del “periodo maternal” en la obra de Núñez del Prado, según manifiesta la estudiosa Michela Pentimalli en el libro “Bolivia. Los caminos de la escultura”.

De estos trabajos del “periodo maternal”, Pentimalli sostiene que “inciden en la representación de la maternidad, expresada en las Madonas y en el realce de las formas anatómicas femeninas, atributos de la fecundidad”.

Además de “Madre india”, son representativas del “periodo maternal” de la escultora paceña las piezas “Virgen de Copacabana”, “Madre” y “Madre y niño”.

El haber dedicado varias obras a la cuestión maternal revela que “el tema de la maternidad es uno de los más recurrentes” en la obra de Núñez del Prado, asegura Pentimalli, a tiempo de precisar que esta temática la “representa de múltiples maneras: en la relación, entrañable, envolvente, simbiótica, entre la madre y el hijo; madre recipiente, cavidad, refugio, molde y abrigo, madre/montaña, madre/tierra; hijo esperado, alumbrado, contenido, envuelto, hijo/capullo, hijo/cría”.

Es más, las mujeres que esculpía Marina Núñez del Prado pueden considerarse “emblemas del amor eterno”, en la medida en que llegan a estar “naturalizadas y asimiladas a la tierra y sus cualidades de vientre fecundo”. Incluso estando cargadas de una “sensualidad colmada y serena”, las figuras femeninas trabajadas por la escultora resaltan “los atributos femeninos ligados al erotismo como a la maternidad”, agrega la estudiosa.

OTROS

Óscar Torrico cree que hacer un listado completo de los creadores que han abordado la figura materna desde las artes plásticas sería un trabajo de nunca acabar. No obstante, apunta que algunos que le han dedicado especial atención al tema son Ruperto Salvatierra, Mario Vargas Cuéllar, Eleonore Grecu y Jenny Camargo, entre muchos otros.