Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 23 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:57

La tarde del 24 de septiembre

La tarde del 24 de septiembre



En cuanto se supo de los levantamientos de Sucre y La Paz, los primeros en buscar la libertad en Santa Cruz de la Sierra fueron los esclavos negros de la ciudad, en agosto de 1809, quienes determinaron ejecutar a toda la población blanca del lugar. Pero, la revuelta fue descubierta y los responsables castigados.

Recién después de la Revolución de Mayo de Buenos Aires fue que se gestó el alzamiento formal de la región ante el yugo español. Los cruceños Juan Manuel Lemoine y Antonio Vicente Seoane, doctorados en Charcas, formaron el partido revolucionario y junto al cura José Andrés Salvatierra y el coronel Antonio Suárez se reunieron con el enviado argentino, capitán Eustaquio Moldes, y realizaron el pronunciamiento a favor de los patriotas.

“El movimiento estalló la tarde del 24 de septiembre de 1810, con el amotinamiento de las milicias, la destitución del gobernador, Pedro José Toledo Pimentel, y el llamado al pueblo para concurrir al Cabildo Abierto. Constituyéndose la Junta Gubernamental” nos relata el historiador Hernando Sanabria. Ese día se celebraba en Santa Cruz la festividad de “Nuestra Señora de las Mercedes” por lo que se aprovechó que todo el pueblo se encontraba en la Plaza de Armas para conseguir la revuelta.

Instaurada la Junta, se dio libertad a los esclavos negros del TAO y se depuso a las autoridades españolas, quedando éstos en libertad siempre y cuando no atenten contra el nuevo Gobierno. Esta Junta Revolucionaria permaneció en vigor hasta noviembre de 1811, cuando la ciudad cae nuevamente en manos realistas.

Luego la región pasó de manos realistas a patriotas y viceversa en diferentes oportunidades, constituyéndose en ese periodo la Republiqueta de Santa Cruz de la Sierra, al mando del coronel Ignacio Warnes, quien murió en la batalla de El Pari en 1816 a manos del realista Francisco Xavier Aguilera y la resistencia quedó a cargo de José Manuel Mercado y sus montoneros.

Entre Bolivia y Argentina

Tarija dependía de Salta en lo militar y eclesiástico, de Potosí en lo civil y gubernativo y de Charcas en lo judicial, por lo que se encontraba entre la nueva República de Bolívar (Bolivia) y las Provincias Unidas del Río de la Plata (Argentina).

Tarija pide pertenecer a Bolivia en dos oportunidades y lo consigue el 3 de octubre de 1826.

Estaquio MÉndez

El héroe más destacado de la batalla fue Eustaquio Méndez, un caudillo chapaco y destacado jinete nacido en la localidad de Carachimayo el año 1784, hijo de padres españoles que, sin embargo, luchó por la independencia de los nacidos en estas tierras y a favor de los campesinos. El valor de héroe reside en la formación del grupo de combate llamado Los Montoneros de Méndez.

24 de septiembre

Los cruceños se reunieron en un cabildo abierto para decidir la destitución de las autoridades españolas y la constitución de una Junta de Gobierno. Así Santa Cruz de la Sierra decide dejar de ser parte del dominio español para ser otra cosa que se irá configurando en los siguientes 15 años. En estos sucesos destacan de manera especial las figuras de Ignacio Warnes y José Manuel Baca (Cañoto).