Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:19

PEDRO DOMINGO MURILLO

PEDRO DOMINGO MURILLO



LOS PATRIOTAS CONTRA LA CORONA

En 1809 lideró un grupo de patriotas que conspiró y se sublevó el 16 de julio de 1809. Pocos días después, se reunieron en un cabildo para hacer conocer un documento llamado Proclama de la Junta Tuitiva, el mismo expresaba la liberación de las tierras del Alto Perú, del imperio español. Tras la revolución del 16 del julio, los realistas enviaron tropas desde el Virreinato del Perú y desde Buenos Aires, para reprimir la revolución en La Paz.

LA RESISTENCIA

HEROICA

Murillo, con 1.000 patriotas, tuvo valor de presentarle batalla a Goyeneche que tenía un ejército de 5.000, en Chacaltaya (25 de octubre de 1809). Vencido, se retiró a Zongo, pero allí fue hecho prisionero. Murillo decidió escapar del ejército realista, pero fue capturado y llevado a la horca junto a otros patriotas el 29 de enero de 1810.

PACEÑO

Cada 16 de julio, el pueblo de La Paz recuerda la gesta de 1809. El festejo comienza cuando las autoridades encienden la llamada Tea de la Libertad.

Murillo, antes de ser ejecutado

pronunció la célebre frase: "Yo muero, pero la tea que dejo encendida nadie la podrá apagar".