Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 23:26

La ONU mantiene contactos "productivos" con Rusia para una tregua humanitaria

ONU sobre Ucrania. EFE
ONU sobre Ucrania. EFE
La ONU mantiene contactos "productivos" con Rusia para una tregua humanitaria
 El jefe humanitario de la ONU, Martin Griffiths, se ha reunido en Moscú con altos cargos del Gobierno ruso para tratar de impulsar una tregua humanitaria en Ucrania, unos contactos que la organización describió este lunes como "productivos" y que ahora continuarán con las autoridades de Kiev.

Entre otros, Griffiths se entrevistó en la capital rusa con los ministros de Exteriores, Serguéi Lavrov, y Defensa, Serguéi Shoigú, según explicó a los periodistas el portavoz de Naciones Unidas Farhan Haq.

Haq dijo que los contactos fueron "productivos", pero no ofreció ningún detalle a la espera de que Griffiths traslade los resultados al secretario general de la organización, António Guterres, que fue quien le encomendó esta misión de mediación.

Griffiths, además, tiene previsto comparecer el martes por videoconferencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU en una reunión sobre Ucrania en la que también hablará el propio Guterres.

El portavoz dijo que el diplomático británico tiene previsto viajar a Ucrania para continuar las discusiones con el Gobierno de ese país, con el que ya está en contacto, aunque por el momento no se ha confirmado la fecha de su visita.

La embajadora del Reino Unido ante la ONU, Barbara Woodward, apuntó durante otra rueda de prensa que se espera que Griffiths pueda dirigirse a Kiev mañana mismo.

El pasado lunes, Guterres anunció que había encomendado al diplomático británico explorar "inmediatamente" con Rusia y Ucrania un posible acuerdo para un alto el fuego humanitario, en paralelo a la mediación para poner fin a la guerra que llevan a cabo otros países, principalmente Turquía.

Hasta ahora, Rusia había rechazado cualquier papel de la ONU como mediadora y en las últimas semanas criticó en varias ocasiones las posturas de Guterres, que ha denunciado con claridad la invasión de Ucrania como una grave violación de la Carta de Naciones Unidas.

Ante las dificultades para intervenir en el plano político, Naciones Unidas ha centrado sus esfuerzos en el ámbito humanitario, con la entrega de ayuda a la población ucraniana y gestiones para facilitar las evacuaciones de civiles.

En ese marco es en el que ha propuesto Guterres esta idea de un alto el fuego humanitario, que según la ONU permitiría llevar asistencia a zonas que no se están pudiendo alcanzar y salvaría multitud de vidas.