Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 01 de octubre de 2022
  • Actualizado 11:01

LAS MUJERES SALIERON A LAS CALLES CON SUS HIJOS AL GRITO DE “NUESTRO HOGAR ES SAGRADO”.

El 14 de Septiembre, levantamiento independentista en Cochabamba

El 14 de Septiembre, levantamiento independentista en Cochabamba



“El Alto Perú será libre porque Cochabamba lo quiere” fue lo que publicó la gaceta de Buenos Aires, tras la victoria libertaria del 14 de Septiembre de 1810.

El 14 de Septiembre de 1810 se produjo el levantamiento independista de Cochabamba liderado por el coronel Francisco del Rivero. Con unos 1.000 milicianos del valle de Cliza, éste ingresó en Cochabamba y tras rodear a la guarnición, arrestó y derrocó al gobernador intendente José González Prada. En esta insurrección tuvo una efectiva y brillante participación don Esteban Arce.

A los dos meses, el 14 de noviembre de 1810, la batalla de Aroma, dirigida por el mismo Esteban Arce, dio a la causa de los patriotas una de las victorias más importantes de la independencia americana. Hasta que fueron derrotados por Juan Manuel Goyeneche cuando se dirigían a La Paz en la batalla de Huaqui y Arce con sus tropas sobrevivientes tuvieron que huir al sur.

Goyeneche envió tropas para retomar Cochabamba y el gobernador Antezana de la ciudad se rindió ante la falta de soldados para defenderla. Fue entonces que se manifestaron las mujeres cochabambinas, a la cabeza de una mujer ciega llamada Manuela Gandarillas junto las vendedoras del mercado, y consiguieron las llaves del depósito de armas y se replegaron al puesto de San Sebastián, en el Cerro de la Coronilla.

Goyeneche no aceptó acuerdo alguno con Antezana y el 27 de mayo de 1812 hizo entrar a sus tropas permitiendo que por dos horas saquearan Cochabamba. Las tropas forzaron los domicilios buscando a los líderes, incluyendo la finca de Esteban Arce, donde su esposa Manuela Rodríguez enfrentó a los que irrumpieron en su hogar. Las mujeres salieron a las calles con sus hijos protestando contra los allanamientos al grito de “¡Nuestro hogar es sagrado!” y dirigiéndose a la colina de San Sebastián.

Goyeneche cercó la colina donde se concentraba la resistencia y la capturó después de dos horas de combate. En la llamada “masacre de San Sebastián” murió junto a más de doscientas personas la esposa de Arce. Las tropas cochabambinas participaron en diversos lugares de la Audiencia de Charcas y de las provincias del Río de La Plata, en más de setenta batallas, las acciones heroicas de los insurgentes cochabambinos tuvieron la virtud de detener el avance de los ejércitos realistas, permitiendo la consolidación de la revolución emancipadora.