Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 16 de octubre de 2021
  • Actualizado 17:05

Auge y caída de YAHOO!

Auge y caída de YAHOO!



Todos los gigantes acaban cayendo; y cuanto más grandes son, más dura es la caída. Yahoo! es una compañía famosa en casi todo el mundo; y, sin embargo, pocos conocen su historia. El primero de sus portales formó parte de la primera ola de pioneros en un nuevo terreno desconocido: Internet. Fundado por dos estudiantes de postgrado de la Universidad de Stanford, aquél portal acabaría por convertirse en uno de los más importantes en la historia de Internet, (y, durante cierto tiempo, en el más grande).

Jerry Yang y David Filo crearon aquella compilación “en el momento preciso”, según Javier Comin, colaborador del blog Maestros del web. Comin apunta que, un par de años antes, “simplemente no había muchas cosas en la Web como para tener que clasificarlas”; mientras que, un par de años después, “seguramente Microsoft hubiera querido intervenir”. Aquella mezcla de precisión y suerte les permitió a sus creadores seguir adelante con el proyecto sin demasiadas intromisiones. Tiempo después, un grupo de inversores les hizo una oferta de un millón de dólares que ellos rechazaron porque, en palabras de Yang, “nos puede ir mucho mejor algún día si logramos establecer un modelo adecuado de negocios”.

 

BUENOS TIEMPOS

Y vaya si les fue mejor. A finales de 1994, el tráfico de Yahoo! superaba con creces el del resto de páginas web, alcanzando cotas de más de 100.000 visitantes por día. Sin embargo, esta cifra queda ridiculizada cuando se compara con el millón de visitantes diarios de 1995; y, a su vez, esta última parece una nimiedad si se compara con los impresionantes 167 millones de finales de 1998.

Datos en pocas líneas

GANANCIAS EXPONENCIALES

Las miles de visitas a Yahoo! les reportaba en 1998 a sus creadores cantidades millonarias y un crecimiento exponencial para la compañía. Yahoo! estaba en la cresta de la ola, era una página de culto, y sus fundadores comenzaron a ampliar el negocio y a formarse un nombre dentro de Silicon Valley.

NACE UNA AMENAZA

Las cosas les salían bien, y les iban a ir incluso mejor en los años venideros; pero su mayor amenaza acababa de nacer, sin que ellos lo supieran, en un garaje de Menlo Park. No muy lejos de donde ellos mismos empezaron. Larry Page y Sergey Brin habían creado Google (1998), el buscador que acabaría destronando al resto de la Web.

LLEGA LA SALVADORA

En el peor momento de Yahoo!, muy cerca de lo que parecía una muerte segura, apareció Marissa Mayer. Antigua directora de los equipos de interfaz de usuario y servidor web en Google.

La graduada con honores en Sistemas de símbolos fue nombrada Presidenta y Directora Ejecutiva de Yahoo! en julio de 2012. Y no dudó en coger al toro por los cuernos en cuanto alcanzó el puesto.