Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de octubre de 2022
  • Actualizado 00:07

Assange, el cerebro detrás de wikileaks

Assange, el cerebro detrás de wikileaks



Para sus admiradores, Julian Assange es un valeroso adalid de la verdad. Para sus críticos, solo busca publicidad aun a costa de poner las vidas de otros en peligro al revelar información de carácter sensible, según un artículo publicado por BBCMundo.

Quienes le conocen le describen como alguien intenso, motivado y muy inteligente, con una capacidad excepcional para descifrar códigos informáticos.

En 2006, comenzó a trabajar en el proyecto que más tarde llamaría WikiLeaks. El sitio se define como "un servicio público diseñado para proteger a denunciantes, periodistas y activistas que cuentan con información sensible que quieren comunicar al público".

En abril de 2010, fue noticia en todo el mundo al revelar imágenes de soldados estadounidenses matando a disparos desde un helicóptero a 18 civiles en Irak. Meses más tarde, fue detenido en Reino Unido después de que Suecia ordenara su arresto como sospechoso de un delito de acoso sexual.

Las autoridades suecas quieren interrogarlo por versiones que dicen que violó a una mujer y acosó sexualmente a otra en agosto de ese año, durante una visita a Estocolmo para dar una conferencia. Él asegura que ambos encuentros fueron consentidos.

Los siguientes meses los pasó bajo arresto domiciliario en una casa rural inglesa luchando contra la orden de extradición a Suecia. A finales de mayo de 2012, sin embargo, la Corte Suprema de Reino Unido ordenó que fuera ejecutada la extradición.

Días más tarde Assange se presentó en la embajada de Ecuador en Londres y solicitó asilo tras asegurar que hay una "persecución" en su contra. Lleva allí desde el 19 de junio.

Una vida nómada

El editor de WikiLeaks nació en 1971, en Townsville, Queensland, al norte de Australia, y llevó una vida nómada durante su infancia, acompañando a sus padres, artistas en un teatro ambulante.

Entre los 11 y los 16 años vivió huyendo de su padrastro junto con su madre y su hermano. Asegura haber pasado por 37 escuelas y cuatro universidades.

A los 18 años fue padre y ya entonces comenzó su primera batalla judicial para hacerse cargo de la custodia.

Assange se aficionó a la computación y rápidamente se involucró en el mundo de los hackers. En 1995, se declaró culpable de una acusación de delitos informáticos y pagó una multa al quedar en libertad.